A apagar el incendio fiscal

Esta situación es muy grave, nos concierne a toda la ciudadanía y es imprescindible para el país que los causantes de esta situación sean individualizados, se les llame a rendir cuentas y se les sancione, estando claros que una vez más no podemos dejar la irresponsabilidad en el anonimato.

0

La crisis fiscal es un tema sin fin, lo cual se desprende de las declaraciones de la Ministra de Hacienda  ante la en la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, donde claramente responsabilizó a la anterior Administración de no haberle informado sobre la situación real en que se estaba entregando la hacienda pública.

La Ministra Aguilar nos sorprende en su argumentación al señalar que había un total de casi 900 mil millones de colones según un primer cálculo pero que que podría alcanzar al billón de colones, lo cual resulta inaudito para la hacienda pública.

Claramente este no es un tema fácil, es un tema complejo financiera y políticamente, ya que para su atención requiere de la aprobación en la asamblea Legislativa de dos presupuestos extraordinarios y a la vez llegar a acuerdos ante la reforma fiscal que se discute desde hace meses y que si para muchos era impopular, con estas noticias se torna aún más desagradable al constatar la irresponsabilidad y secretismo con que el anterior gobierno manejó los recursos del Estado.

¿Hasta donde vamos a llegar con el discurso del supuesto “presupuesto equilibrado” que tanto nos decía Luis Guillermo Solís, al evadir durante sus primeros años de gobierno la discusión de una reforma fiscal?

¿Cuáles serán las cifras reales del faltante presupuestario y su impacto en la salud financiera y la situación macroeconómica del país?

¿Por qué no se actuó transparentemente y se tomaron en su momento las medidas administrativas fiscales oportunamente?

¿Será que para no afectar la imagen del gobierno en plena campaña electoral el Presidente prefirió ocultar la situación y no hacerle “ruido” al candidato oficialista y mantuvo el secretismo aún después de las elecciones?

¿Quién dió la orden de ocultar los informes contables al Ministerio de Hacienda y por qué el Ministro Fallas pecó por omisión?

Es hora que se ponga coto a está situación y no nos veamos tomando decisiones que nos puedan llevar hacia una crisis financiera y económica de la cual se viene advirtiendo hace años.

Como ciudadanos tenemos que exortar a la Asamblea Legislativa como Primer Poder de la república, para que ejerza en todo sus extremos el control político que le corresponde. En otro país esto no pasaría por alto y tampoco se haría la vista gorda ignorando o encubriendo a los responsables políticos.

Esta situación es muy grave, nos concierne a toda la ciudadanía y es imprescindible para el país que los causantes de esta situación sean individualizados, se les llame a rendir cuentas y se les sancione, estando claros que una vez más no podemos dejar la irresponsabilidad en el anonimato.

 

Comentarios

Cargando...