Abel Chaves Trigueros: Se dice que el agro recobra niveles de producción, pero, ¿a qué costo?

El Sector Agropecuario requiere de programas de sostenibilidad para que continúe siendo motor generador de fuentes de empleo, impulse la producción, continúe contribuyendo con la economía y la paz social de Costa Rica

0

Abel Chaves Trigueros, Presidente de CANAPEP

Europa anuncia crisis en la fabricación de fertilizantes, situación que afectará directamente tanto a los cultivos agrícolas como a los procesados. FAO ya lo ha denunciado desde hace varios meses y es una de las razones por la cual los precios de los productos químicos se han disparado, ocurriendo lo mismo con los precios de los alimentos. Sin embargo, esta situación no ha tenido el mismo efecto y/o repercusión en los precios de las frutas frescas de exportación, como es en nuestro caso, el de la piña fresca y sus subproductos.

En Costa Rica esta situación ha provocado una creciente ola de incrementos en los precios de algunos fertilizantes que se utilizan en la agricultura para la producción de piña fresca así como en otros productos frescos de exportación. Sólo para mencionar algunos de estos fertilizantes, cito el KCL, la Cal Dolomita, los Sulfatos, los Nitratos, los Ácidos y la Urea, productos que han experimentado alzas promedio que oscilan entre el 26% y hasta un 42%.

Sumado a lo citado, en nuestro país urge resolver la presa acumulada que viene desde el 2004 en el registro de plaguicidas. La agricultura costarricense sigue adoleciendo de contar con nuevas moléculas en agroquímicos, lo cual no sólo está afectando la productividad y competitividad de nuestras exportaciones, sino que estamos dejando de utilizar productos más amigables con el ambiente y de nueva generación. Tenemos un rezago de más de 17 años, ya que desde el 2004 no se inscriben ni registran nuevos plaguicidas. En esta dirección se requiere más compromiso del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y el Ministerio de Salud (MS). Requerimos que la nueva reglamentación, la cual ha sido basada aplicando ciencia y técnica, cuente con el aval y apoyo de estos tres Ministerios ante las instancias realizadas por la Defensoría de los Habitantes.

La reciente incorporación de Costa Rica a la OCDE obliga al país a ser más eficiente y competitivo en los mercados, a promover la agricultura sostenible de tal forma que le permita alcanzar un equilibrio entre lo económico, lo social y el medio ambiente. Si deseamos mantener este equilibrio y seguir siendo competitivos en la producción de nuestros productos agrícolas y principalmente los de exportación, debemos contar con nuevos productos y/o moléculas así como con la cooperación por parte de las Autoridades del país ( MAG, Salud y MINAE) para agilizar los trámites de registro e inscripción, como lo han hecho en otros países, ya que como se ha explicado, desde el 2004 la agricultura de nuestro país, está en manos de productos que ya cumplieron su ciclo de eficiencia tanto a nivel agrícola como a nivel ambiental. Continuar con estas moléculas que ya cumplieron su ciclo, es como que en el país todavía usáramos los teléfonos de disco y no haber entrado en la era del teléfono digital. Ante esta realidad nos preguntamos: ¿Qué beneficio le depara a la agricultura de Costa Rica el que se haya incorporado a la OCDE, si su producción agrícola sigue siendo a base de productos químicos que ya cumplieron su ciclo. Son productos que además de no ser amigables con el ambiente, su costo dejó ser atractivo para la producción de los frutas y vegetales para la exportación. Estamos perdiendo competitividad y afectando el ambiente y así no podemos competir. Seguir por esta línea, es propiciar el comercio ilícito de estos productos desde países donde si se registran estas nuevas moléculas.

Adicionalmente a estas alzas en fertilizantes; el otro insumo que ha venido experimentando aumentos, es el material de empaque, que requieren nuestros productos frescos de exportación, tal es el caso de las cajas de cartón, etiquetas y tarimas; insumos que han experimentado en lo que va del año alzas que van desde un 32% hasta un 38%. Esta situación impacta aún más nuestros costos de exportación, ya que los principales productos frescos de exportación como el banano, la piña, chayote, raíces y tubérculos, melones, sandías, mangos, etc.; sin estos insumos, no es posible exportarlos. Lo paradójico es que si lo comparamos con los precios de los alimentos indicados por FAO (que se dispararon), los precios de las frutas como la piña fresca y sus derivados no han tenido este mismo efecto en los dos principales mercados de consumo, Europa y USA.

Otro factor que ha elevado los costos de nuestras exportaciones han sido los costos portuarios de APM, cuyas tarifas han experimentado recientemente un aumento del 5%, lo cual también afecta la competitividad de nuestras exportaciones en general, aumento que se suma al reciente ajuste de tarifas marítimas del 15% como consecuencia de ajuste del precio del Bunker y, desde ya nos anuncian que para el próximo año del 2022,  el panorama de las tarifas navieras se vislumbra aún más grave, ya que se esperan ajustes que pueden rondar el 50% sobre la tarifa actual. Según informaciones esta medida se dará porque existe una dependencia por parte de China, país que concentra el 25% del comercio mundial y porque cuenta con ocho de los diez puertos más activos del globo, causando para los países de América que se reduzcan las frecuencias de llegadas de barcos y esto se estima que originará escasez de contenedores, lo que afectará el flujo de importaciones y de exportaciones, provocando un aumento de las tarifas. Otro elemento que juega un papel importante en la estructura de costos de las empresas que se desenvuelven en el Agro nacional, es el costo de los combustibles, ya que para la Agricultura el incremento ha sido del 47%.

El Sector Agropecuario requiere de programas de sostenibilidad para que continúe siendo motor generador de fuentes de empleo, impulse la producción, continúe contribuyendo con la economía y la paz social de Costa Rica por cuanto según la CEPAL por cada millón de dólares en exportaciones, en agricultura se generan 67 empleos. En resumen, sólo reactivando el Agro, logramos reducir el desempleo, la desigualdad, la pobreza y continuar siendo competitivos, de lo contrario, el beneficio de ser parte de la OCDE pocos frutos le deparará a nuestra agricultura.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box