Alejandro Machado: ¡Aprendamos de la figura de Don Gilbert!

El liderazgo es una práctica social y educativa dentro de los sistemas organizacionales que pueden sobrevivir si son configurados con amplitud y profundidad entre los miembros dentro de la cultura organizacional.

0

Alejandro Machado García, Gestor en Género y Desarrollo.

En medio vuelo, existen tripulantes haciendo presión para cortarle la cabeza al piloto Ministro Salas, aspecto que no me sorprende y será para otro artículo, pero que nos quede como reflexión sin las rutas políticas establecidas son las más optimas y estan generando liderazgos. La corrupción política y la caída del sistema político institucional, no es más que el reflejo de la fragmentación de la cohesión social que cada vez comparten menos normas y valores en común.

Ahora bien, ¿Tendremos los liderazgos y la cultura organizacional apropiada a los desafíos económicos? En la anécdota del adulto mayor Don Gilbert “el mejenguero de hierro” tiene algunos elementos que aportarle.

Cuando conocí a Gilbert, era flaco, tenía muchas canas y rondaba en los 68 años. Siempre llegaba en bicicleta con el balón de fútbol, medias altas de algodón, gorra, anteojos similares a los de Benjamín Núñez y su botella de agua.

Mejengueábamos los domingos con él en la plaza de mi comunidad. De 9 a 10 de la mañana, jugaba con los niños. Se aglutinaban varios niños que jugaban divirtiéndose sanamente en conjunto con otros adultos. Luego de la hora, llegaban adolescentes y a las 11 llegaba la carga “pesada”, mezclándose todas las edades.

En un planche hirviendo, se agremiaban grupos bastantes heterogéneos de hasta cuatro comunidades diferentes, en las que muchos de dichos jóvenes venían de comunidades privadas económicamente y traían en sus historias de vida, consumo de droga, trabajo en mercados secundarios, asaltos, desintegración familiar y otros solo estudiaban.

No hacía falta de vez en cuando, algún conflicto pero fácilmente se disipaba entre la cultura organizacional aceptada. Gilbert no imponía los equipos, no nos decía que hacer, nunca nos dio un curso de motivación; solo nos decía “vamos muchachos, vamos a divertirnos”. Al ser la 1:00 de la tarde, despedíamos a Gilbert luego de cuatro horas, agradeciendo al viejo por haber llevado la bola.

¿Qué tiene de interesante esto? ¿Cómo hizo Gilbert para hacer compartir a 4 comunidades diferentes? ¿Cómo hizo Gilbert para jugar con 68 años al lado de uno de 18? ¿Por qué podían llevar otro balón, pero se seguía jugando con el balón viejo de Gilbert?

La mística generada no venía solo del liderazgo carismático y genuino de Gilbert, sino que la práctica social que se configuraba alrededor de intereses en común, nos hacía compartir profundamente. Era una responsabilidad de todos, y se generaba una inercia en el que el funcionamiento involucraba a todos y solapadamente había una dirección aceptada.

El famoso equipo afuera se respetaba y se elegía autónomamente. Había siempre inclusión alrededor de la práctica social de la mejenga. Se conocieran o no, se armaban los equipos o llegaban bloques listos para jugar fútbol.

El estilo de liderazgo no era ordeno-mando porque yo traje el balón o yo los puse aquí. Tampoco tuvo que decir que era estudiado. A la fecha, nunca se hizo una dinámica de grupo para inspirar, pero el balón como insumo indivisible y el liderazgo con el ejemplo, su humildad, sencillez y el honor al correr todas las bolas aunque fuera lento; inspiraba y contagiaba inconscientemente.

¿Qué podemos aprender de Gilbert para Costa Rica? ¿Por qué las cosas no funcionan si tenemos un excelente capital humano? No es un problema de títulos o capacidad técnica, sino de dirección y gerencia en la cultura organizacional. Estamos  entrabados con pocas conexiones y respaldo. No basta tener buenos administradores que se limiten a gestionar la continuidad o conservar el equilibrio porque el costo político es alto.

La actividad en la dirección, tienen doble responsabilidad. La práctica de liderazgo se construye en ejercicio, no en los libros. El liderazgo no es que yo aproveche las oportunidades que se me ofrecen para mis fines, sino generar más oportunidades inspirando y generando la apertura para que los proyectos y el trabajo con resultados generen motivación y respaldo en una cultura organizacional nueva.

El liderazgo es una práctica social y educativa dentro de los sistemas organizacionales que pueden sobrevivir si son configurados con amplitud y profundidad entre los miembros dentro de la cultura organizacional.

Finalmente, luego años de no verlo, me lo tope en el bus, ya con menos masa corporal, y 81 años de edad y sus gafas Benjamín Núñez y al bajarse me dijo: “Vos sabes algo, cada vez que me subo al bus, varios jovenes me saludan con mucha alegria; pero me da mucha pena porque no los recuerdo a todos. Sospecho que algo bueno tuve que haber hecho…”

 


Alejandro Machado G.
Gestor y promotor social. Profesional interesado en colaborar en áreas de diseño, fortalecimiento, promoción y evaluación de iniciativas socioeducativas y económicas en proyectos, programas y comunidades. A lo largo de experiencia laboral, me ha tocado aportar en organizaciones educativas públicas, agencias internacionales, fundaciones y algunas organizaciones civiles.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box