Alejandro Machado: Volver a tejer Costa Rica a mediano plazo

0

Alejandro Machado García, Gestor en Género y Desarrollo.

De ser enterrados con metates; a misas religiosas en donde no todos podían pagar por la misma y de ser ahora ubicados en containers dolorosamente. Al día de hoy, para ver las simetrías basta ver los cementerios municipales y los privados, o las diferencias en la pluralidad cultural alrededor de las formas de los actos fúnebres, unos con música y otros con llanto.

Las deudas históricas del Estado pueden en medio de esta crisis, generar oportunidades al mediano y largo plazo, aprovechando nuestra diversidad pero somos paupérrimos construyendo desde la diferencia. Las diferencias entre la ciudad y lo rural, entre hombres y mujeres, entre indígenas y no indígenas, entre crecimiento económico y protección ambiental pueden ser puntos de entronque para fortalecer el estado nación y reposicionarnos comercialmente a nivel regional.

Datos del INAMU, señalaban que 10 mujeres han sido víctimas de femicidios en lo que va del año, 35 casos de muertes violentas de mujeres que estan en investigación, no se esclarece la muerte de líderes indígenas, sobreexplotación de recursos marinos, uso excesivo de agroquímicos, y un pésimo manejo de los residuos.

En esta dinámica, el impacto al ambiente es producto de la forma en que nos organizamos pero también en la forma en que nos concebimos culturalmente. Esta globalización no está llevando a no reconocernos; y menos aún a reconocernos como producto histórico inequívoco de la ecología, la solidaridad y la democracia.

Nos lleva a no respetar nuestros tiempos de silencio, el horario de comidas, a no conversar con mi vecino, a no respetar la distancia, a no respetar el cuerpo del otro, a no respetar el ambiente, a asumir riesgos que colocan nuestra vida en peligro y la salud del ambiente.

En las razones, veo en la antropometría social del cuerpo de los hombres, una lucha por competir con el otro, utilizando el cuerpo como arma dado por la competencia constante de demostrar su virilidad. Se nos lleva a vincularnos con la tierra como medio de producción pero no como medio de conservación y de protección.

En el caso de las mujeres, los esencialismos que hacen que una mujer sea una cosa y no la otra, es proceso de expropiación y cosismo. Feministas señalaban que en el periodo de la colonia española, fueron regaladas y utilizadas para concebir a más de una docena de hijos en tres años. El mismo proceso vino acompañado de un fundamentalismo religioso que rompió el vínculo con la tierra obligando a las mujeres a buscar refugio en las montañas.

Los esencialismos buscan desfigurar la posibilidad de sentirse propia, por ejemplo en la infancia y/o adolescencia a las mujeres se les hace sentir sucias, a ocultar los periodos menstruales porque es algo privado y desagradable; y desde la familia a veces lo único que dicen es que ya no eres una niña.

Cualquier cuerpo indistintamente de su sexo, puede desarrollar y verse reflejado por diversos valores, papeles y deseos que no dependen de un órgano genital. El cuerpo es un templo, en el que no hemos hecho nada para merecerlo, pero si hay que ponerle atención porque desde el desarrollo, las oportunidades se abren o se cierran según su cuerpo y peor aún, hay implicaciones psicológicas profundas en que las personas aceptan desmoralizadas que no son el “estereotipo de ciudadano ideal”.

Por lo tanto, ¿Cómo llegar a la sostenibilidad? O ¿Acatar los objetivos de desarrollo sostenible en media pandemia? No podemos considerarnos una Costa Rica esencial, si matamos mujeres y hacemos que los indígenas se escondan en las copas de las montañas y nos ahogamos en basura.

Nótese algo, ¿Saben que no ha tocado la pandemia en forma desastrosa? Los bosques, la biodiversidad. Más bien hemos visto animales que hace rato ni veíamos. Esto es una pista que tiene sangre y lágrimas de miles de personas, pero volvamos a verla.

Estamos claros que debemos recuperar la capacidad de consumo y la recaudación en un corto plazo, porque claramente se ocupa dinero y empleo, pero podemos generar nuevos nichos a partir de nuestro capacidad de mimetizarnos con la ecología, minimizando impactos y maximizando nuestros recurso ecológicos, lo cual al mediano y largo plazo, nos de una nueva forma de estado nación moderno, ecológico y sustentable.

Para ello, las políticas públicas en educacion que impulsen la apertura a la diversidad cultural y étnica, puede generar una nueva práctica que tenga impacto en la forma en que nos organizamos pero también en la forma en que nos concebimos corporalmente. ¿A dónde creen que caen las medidas de las restricciones? ¿Estamos seguros que caen al bolsillo, o caen directamente en la salud del cuerpo de las personas?

A nivel geopolítico, es importante que Costa Rica no se le conozca por la coca, sino por su fauna, por el respeto a la diferencia, por la integración entre lo rural y lo urbano, por la recuperación que hemos hecho en la pandemia.

No solo es atraer la inversión extranjera vía exenciones, sino por los impactos sociales que tiene producir en Costa Rica, por su forma de desarrollo, por los intangibles que brindamos tales como el respeto por el otro, por la poca violencia, por el dialogo, por la cero delincuencia, por esa relación con la tierra, por los niveles compartidos e innovadores entre provincias que generan productos y servicios con un alto sello ecológico; y por cómo nos mimetizamos resguardando ese 6% de biodiversidad del mundo que tenemos en Costa  Rica.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...