Alfonso Chase.

Una obra clásica de las ciencias históricas y sociales de Costa Rica – 1988 -producida por el estudioso Eugenio Herrera Balharry- 1955  – politólogo, administrador de proyectos, comunicador y trabajador relevante en organismos internacionales, ahora dirigiendo la prestigiosa publicación digital, “La Revista CR”, órgano de comunicación alternativa en el país.

Con una introducción inteligente y plenamente comprometida con el desarrollo de las diferentes migraciones en Costa Rica, centra su investigación en los alemanes, de variadas regiones y procedencias, y su inmersión en la naturaleza, la economía y las relaciones genealógicas entre ellos y los ciudadanos de su nuevo pais, muchos de ellos pertenecientes luego a lo que se llamó Estado cafetalero, o mas sutilmente cafetocracia, que combino riqueza, posición social  en una aldea-paraiso, dando forma nuevas relaciones sociales.

Siendo un libro de procedencia académica, Herrera logra un excelente texto que analiza procedencia, educación, relaciones filiales, afinidad con los naturales, damas principalmente, todo rodeado por un entorno de realidad histórica, del siglo pasado. principalmente las razones para que emigrar a costa rica.  El café, la finca, el espacio de los beneficios de café son percibidos adecuadamente por el investigador y se nos ofrecen con perspicacia, dejando ver la importancia de los alemanes costarricenses en el desarrollo de una Costa Rica haciendo hacia el mundo.

Con un entorno imprescindible, el café como base para desarrollo económico, no limitándose a solo eso, sino los diversos proyectos económicos de los alemanes fundadores.

Hermoso acopio de datos, fotografías, detalles rescatados por el autor y una bibliografía impresionante mas una bellísima crónica de viaje de Francisco Rohrmoser Von Chamier, de lo mas interesante de la investigacion.

Me quedo corto en la reseña. Un libro necesario en toda biblioteca de historia social y genealógica, que se puede adquirir, solicitándolo directamente a Amazon.

 

Avatar

Por Alfonso Chase

Ha recibido el Premio Magón (máximo reconocimiento de la cultura en Costa Rica), además, obtuvo el premio nacional de poesía en 1967 y 1995, el premio nacional de novela en 1968, el premio nacional de cuento en 1975 y el premio Carmen Lyra de literatura juvenil en 1978. Ha sido profesor en universidades de Estados Unidos y jurados en los principales premios literarios del continente americano.