Alfonso Chase.

En 1995, Mario Oliva Medina, como decano del Centro de Estudios Generales de La EUNA, se propuso cambiar los programas y lecturas, para docentes y estudiantes, se cambio todo de casi todo, por asi decirlo.

Proclives y gozosos, los estudiantes, los profesores que preferian ser llamados docentes, el tema de innovar los puso ateridos, y muchos ya solo estaban pensando en la jubilación, asustados de la que podía llegar luego.

Pero durante su doble cuatrenio se cambiaron programas y lecturas, lo que aquí reproducimos es una parte, reducida, de las ediciones y se creo una generacion de estudiantes, que luego se llamo del 98, lectores de Luis Cardoza y Aragon, Victoria Ocampo, Jose Lezama Lima, Manuel Ugarte, Simón Bolivar, José Cecilio Del Valle, Mariategui, asi como otros autores de todas las epocas.

Una experiencia importante que caló en la mente de estudiantes que hoy son figuras respetadas, y respetables, en el ámbito nacional, producto de una voluntad de cambio impulsado por Oliva.

Mario Oliva Medina,(1956-2021) nació en Puerto Montt, Chile, y residió en Costa Rica desde 1976. Graduado en Historia y con una Maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional de Costa Rica, completó su Doctorado Interdisciplinario en Letras y Artes en América Central, con énfasis en Literatura. Reconocido por su dedicación y aporte significativo en investigación y literatura latinoamericana, el legado de Oliva Medina perdura en la comunidad académica.