Alfonso Chase.

Ni tan nuevo que parezca novedad, ni tan viejo que se ofrezca como recién llegado. Una última novela de Vargas Llosa “Le dedico mi silencio”, que se presenta como la historia de uno de sus tantos héroes peruanos, buscando inscribir su saga, en sus múltiples personajes que pueblan su narrativa, un poco cansina ya, pero escrita con dignidad, un cierto encanto al borde de diluirse, como su propia personalidad actual, sobrellevando la belleza desteñida de lo que se está acabando.

Inteligente manera, también, de mostrarnos la decadencia de su país en particular, y de América Latina en general, pero en donde el arte y la música nos permiten sobrevivir.

Bella y desaliñada novela que parece más bien un adiós crepuscular, de un autor que ya pertenece a la historia literaria.

Mario Vargas Llosa es un renombrado escritor, periodista y político peruano. Su obra literaria, caracterizada por su estilo narrativo innovador y su exploración de temas sociales y políticos, le ha valido numerosos premios, incluido el Premio Nobel de Literatura en 2010. Ha escrito novelas emblemáticas como “La ciudad y los perros” y “La casa verde”, consolidándose como una figura clave en la literatura contemporánea en lengua española. Además de su labor literaria, Vargas Llosa ha participado activamente en la vida política y cultural de América Latina.