Alonso Cunha: El dilema en torno a Cachemira y el incesante conflicto indio-pakistaní

Entrando al conflicto en el que se enfrasca India y Pakistán, se debe entender que es de carácter geopolítico, aunque en torno a este convergen distintos factores. Cachemira es una región dividida entre India, Pakistán y China. Este territorio está compuesto demográficamente por personas de credo musulmán, pero históricamente este territorio siempre estuvo bajo jurisdicción india. La región representa un lugar estratégico y una fuente de recursos importante para estos tres países, aunque el conflicto ha tomado aún más peso desde la perspectiva india-pakistaní.

0

Alonso Cunha Chavarría. Estudiante de Relaciones Internacionales UNA.

La naturaleza de un conflicto suele mantenerse constante, sin embargo, los medios con los que un conflicto se desarrolla transmutan según el tiempo determinado en el que esté se dé. Los conflictos armados se han transformado de tal manera que sus consecuencias podrían ser devastadoras para los Estados involucrados. A continuación, se estudiará el conflicto entre la India y Pakistán y la amenaza nuclear que este enfrentamiento suscita, así como los conceptos de legítima defensa y su relación con el armamento nuclear.

Primero, se debe ahondar en la regulación del uso de la fuerza. El uso de la fuerza es un medio del cual los Estados, según la Carta de las Naciones Unidos, deberían evitar en medida de lo posible. Tardif (2011) hace alusión a la definición dada por Brownlie con respecto al uso de la fuerza de la siguiente manera: “…la amenaza del uso de la fuerza consiste en una promesa, expresa o implícita, por parte de un gobierno, de recurrir al uso de la fuerza en caso de desacato a ciertas peticiones presentadas por tal gobierno” (pág. 213)  El uso de la fuerza por parte de las naciones, luego de las cruentas guerras del siglo XX, es un medio el cual era preferible desestimar según la Carta, y posteriormente este pasó a ser una prohibición generalizada.

No obstante, existen excepciones a la prohibición del uso de la fuerza. Una de estas es la legítima defensa, la cual puede ser ejercida como derecho siempre y cuando sea un conflicto armado, Tardif (2011) lo define como:

… un ataque armado es un acto llevado a cabo con el uso de cualquier arma dirigido contra el territorio u otros bienes que son la manifestación de las señales de la soberanía de un Estado, y que se da por parte de las fuerzas regulares de un Estado (pág. 219).

Asimismo para poder ejercer el derecho de legítima defensa debe considerarse la existencia de un ataque armado del cual un Estado estime que es víctima (Tardif 2011, pág. 220). Ergo, un Estado puede emplear la fuerza si fue víctima de un conflicto armado, empero, este uso de la fuerza como reacción debe ser proporcional al daño recibido.

Entrando al conflicto en el que se enfrasca India y Pakistán, se debe entender que es de carácter geopolítico, aunque en torno a este convergen distintos factores. Cachemira es una región dividida entre India, Pakistán y China. Este territorio está compuesto demográficamente por personas de credo musulmán, pero históricamente este territorio siempre estuvo bajo jurisdicción india. La región representa un lugar estratégico y una fuente de recursos importante para estos tres países, aunque el conflicto ha tomado aún más peso desde la perspectiva india-pakistaní.

India y Pakistán han desarrollado avances en materia de energía nuclear y son líderes en la región oriental cuando se trata de esta clase de armamento. El conflicto ha sido constante y se basa en cuál de ambos Estados puede mantener un control efectivo sobre Cachemira. “En este escenario, muchos temen un conflicto nuclear en toda regla. Y aunque ambos países minimizaron los riesgos, actores regionales e internacionales continúan en guardia” (Shams, 2019).   El conflicto aún no alcanza una condición de conflicto nuclear, sin embargo, es algo que ya está previsto por los líderes de ambas naciones.

Con respecto al uso de armas nucleares la Corte Internacional de Justicia aclara que aún no hay un consenso sobre la legalidad o ilegalidad del uso de armas nucleares en legítima defensa, pero aclara que el uso de dicho tipo de armamento, bajo el lente del derecho humanitario internacional, es condenable, pues atenta contra la integridad humana (CIJ, 1996). Se intuye que, como legítima defensa frente a algún conflicto armado, el uso de armamento nuclear genera una incertidumbre, pues para que este se apegue al derecho de legítima defensa debe ser proporcional al daño recibido, por ende, debe haber un ataque nuclear que lo preceda.

Un ataque nuclear es condenado pues atenta contra el derecho humanitario internacional, que aboga por la integridad y derechos de los individuos (CIJ, 1996). Asimismo, debe entenderse que el derecho humanitario internacional no pretende “humanizar” los conflictos, pero sí las consecuencias inevitables de estos (Tardif 2011, pág. 233). Entonces, un ataque nuclear originado desde India o Pakistán representa una violación al derecho humanitario internacional, puesto que damnifica a los individuos de cualquiera de estas dos naciones pues es un ataque general hacia la integridad humana de los pobladores, así como una violación al principio de prohibición del uso de la fuerza, pero otro ataque nuclear como respuesta bajo el derecho de legítima defensa está justificado, pero es incierta su licitud y aún más si se toma en cuenta esa misma transgresión al derecho humanitario internacional.

Como conclusión el conflicto entre India y Pakistán genera mucho recelo en la comunidad internacional por la capacidad nuclear de ambas naciones, por lo que el derribo de una aeronave o la emboscada de un convoy militar enciende las alarmas, pues esto podría desembocar en una serie de ataques nucleares como respuesta. La legítima defensa es un derecho de todo Estado, siempre y cuando se le notifique al Consejo de Seguridad y este lo considere como tal, pero la incertidumbre de un conflicto nuclear sobre un conflicto armado genera discrepancias en la comunidad internacional y un latente peligro hacia el bienestar humano.


Corte Internacional de Justicia. (1996, 8 de julio). Opinión consultiva sobre la legalidad y amenaza de armas nucleares. https://www.dipublico.org/cij/doc/104.pdf

Shams, S. (2019, 27 de febrero). Crece el temor ante la posibilidad de conflicto nuclear India-Pakistán. Deutsche Welle. https://www.dw.com/es/crece-el-temor-ante-la-posibilidad-de-conflicto-nuclear-india-pakist%C3%A1n/a-47717417

Tardif, E. (2011). Teoría y práctica del uso legítimo de la fuerza en la comunidad internacional: evolución durante el último siglo y tendencias recientes. Estudios Internacionales, Universidad de Chile, 170, 81-103. https://core.ac.uk/download/pdf/46534968.pdf

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box