Ana Victoria Badilla: Septiembre, mes de La Biblia

Como queda expuesto, no cabe duda de que la Biblia, independientemente de nuestras creencias religiosas, ha constituido y lo sigue siendo, una fuente inagotable para la construcción (reconstrucción) de una sociedad en la que los valores de la justicia social y la libertad puedan convivir en armonía.

0

Ana Victoria Badilla, Licenciada en Derecho por la Universidad de Costa Rica, Máster en Derecho Público

La Biblia es Para quienes profesan la religión judeo-cristiana, el libro por excelencia pues contiene el mensaje de Dios para la humanidad y establece normas de vida y convivencia, así como valores morales y espirituales. Consiste en una colección de libros ordenados en dos secciones: el Antiguo Testamento, el cual aplica tanto para judíos como para cristianos y el Nuevo Testamento que es reconocido solo por los cristianos.  En conjunto la Biblia está constituida por una colección de 66 libros (39 en el Antiguo Testamento y 27 en el Nuevo Testamento, -Versión Reina Valera 1960-). En ella convergen diversos géneros literarios:  histórico, normativo, profético, lirico, didáctico o sapiencial, evangelios y epistolares. Muchos preceptos bíblicos están consagrados en nuestra legislación laica por ejemplo en el derecho laboral, en la protección a la mujer, a los niños y a los ancianos. Igualmente, muchos elementos bíblicos están presentes en nuestra sabiduría popular, verbigracia, en refranes o en historias cortas tradicionales.

En nuestro país, al igual que en muchos otros, los cristianos (católicos y evangélicos) brindan homenaje a la Biblia en el mes de Setiembre. Para los católicos la celebración en este mes se debe a que el 30 de setiembre se celebra el día de San Jerónimo de Estridón (fallecido el 30 de setiembre de 420), estudioso reconocido como el gran latinista de su época, quien a petición del Papa Dámaso tradujo la Biblia del hebreo, arameo y griego al latín cotidiano; el propósito de la traducción era unificar las versiones existentes y presentar una Biblia más accesible al vulgo (desconocedor del latín clásico), al ser escrita en la lengua que hablaba el pueblo común. Esa Biblia se conoce como la Vulgata Latina, expresión derivada de vulgata editio (edición para el pueblo). Esta traducción, conocida como la Vulgata, fue el texto bíblico oficial de la Iglesia Católica Romana hasta la promulgación de la Neovulgata en 1979, la cual se estableció a partir de esa fecha como la versión latina oficial de esta iglesia.

El pueblo evangélico celebra el día de la Biblia en setiembre para conmemorar la fecha en que se terminó de imprimir la primera versión de la Biblia en español, 26 de setiembre de 1569. Esta traducción fue realizada por Casiodoro de Reina, monge Jerónimo que, habiendo sido partidario de la Reforma, se convirtió al protestantismo, pues siempre adversó la ejecución de herejes que practicaba la Inquisición. Con el advenimiento de la Reforma Protestante, la Biblia se tradujo a varias lenguas europeas, lo que por supuesto influyó para que se tradujera al idioma español. La traducción de Reina es la primera edición de la Biblia a nuestra lengua, (traducida a partir del griego y del hebreo), ésta se denominó la Biblia del Oso debido a que en su cubierta tenía la imagen de un oso tomando un panal de miel. Debe acotarse que esta versión de la Biblia en español no se imprimió en España, debido a la persecución por parte de la inquisición, sino que se publicó en Basilea, Suiza, país en el que la Reforma tenía gran aceptación. La Biblia de Reina fue posteriormente revisada por Cipriano de Valera dando origen a la versión Reina Valera que se utiliza en la mayoría de los países de habla hispana.

Día de la Biblia en Costa Rica:  siendo que Costa Rica es un país predominantemente cristiano, por iniciativa de algunos diputados se decidió establecer un día en que se recuerde la Biblia,  y es así como desde el 25 de setiembre de 2000 en nuestro país el Día de la Biblia se celebra el primer sábado de setiembre, según disposición de la Ley número 8030 vigente a partir de esa fecha, que indica:

ARTÍCULO ÚNICO. – Créase el Día Nacional de la Biblia, que se celebrará el primer sábado de setiembre de cada año.  Tendrá como objetivo el fortalecimiento de los valores morales y espirituales del individuo.”

Del enunciado de ese artículo se observa que el principal objetivo de la celebración es recordarnos y fortalecer valores que heredamos de nuestros antecesores y que cotidianamente son olvidados o ignorados, pero que obviamente fueron bastiones de lo que hasta ahora ha sido nuestra identidad, es de esperar que el objetivo de la norma cause algún impacto en la sociedad costarricense.

Asimismo, dadas las circunstancias actuales, en que el país enfrenta dificultades sanitarias, económicas y políticas, muchas personas sufren problemas emocionales, circunstancias en las que una lectura bíblica puede ser de gran ayuda, por eso la celebración del Día Nacional de la Biblia, podría representar una motivación para seguir adelante al estimular la fe de las personas cristianas; valga recordar en este sentido el predicado del salmo 119:143 que señala “Aflicción y angustia se han apoderado de mí, más tus mandamientos fueron mi delicia». En igual sentido, ante la sensación de temor, angustia y soledad el libro de Isaías 41, versículo 10 proporciona un soporte espiritual al señalar “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

Como queda expuesto, no cabe duda de que la Biblia, independientemente de nuestras creencias religiosas, ha constituido y lo sigue siendo, una fuente inagotable para la construcción (reconstrucción) de una sociedad en la que los valores de la justicia social y la libertad puedan convivir en armonía.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box