Anauín Valerín: Roosevelt, Keller y Parks

Comparto tres biografías que viene a ilustrar este 4 de julio, día de gloria para la nación del norte, la vida de estas tres mujeres

0

Anauín Valerín Pérez, Periodista.

El 4 de julio es un día más que oportuno para rememoras y destacar el papel de unas entre cientos y miles de mujeres que en los Estados Unidos jugaron y papeles importantes en la creación y desarrollo de esa nación.

En la política sin duda Eleanor Roosevelt se vuelve inolvidable como mujer luchadora por los derechos de la mujer y sobre todo como propulsora de “La Declaración Universal de Derechos Humanos” en el año 1948. Eleanor Roosevelt cumplió mucho más que el papel de primera dama de Estados Unidos, convirtiéndose gracias a su activismo en una de las mujeres más influencia. Su incansable activismo social y humanitario la llevo? a convertirse en una de las mujeres con mayor influencia en el siglo pasado.

Helen Keller es un hito y ejemplo para la humanidad del esfuerzo y el respeto de los derechos de las personas ciegas y sordas, lo cual ella padecía pero que no le impidió convertirse en feminista y ser afamada escritora, en momentos que la sociedad no estaba preparada para aceptar la discapacidad. Hellen luchó por lograr el derecho al sufragio de las mujeres y por la defensa, de los derechos de los trabajadores, inspirada en los movimientos progresistas de izquierda.

En estos días de convulsión interna en los Estados Unidos a causa de choques entre grupos racistas, no hay entre las mujeres personaje que valga la pena destacar como Rosa Parks. De Rosa, es sabido que  1955 en Alabama, corriendo el año 1955, una mujer negra, se negó a ceder su asiento en el autobús a un pasajero blanco, contando entre sus frases célebres: „No subí al autobús para que me arrestaran; subí al autobús para ir a casa.“

De tal modo, comparto tres biografías que viene a ilustrar este 4 de julio, día de gloria para la nación del norte, la vida de estas tres mujeres

 

Anna Eleanor Roosevelt

Nació en 1884 en Nueva York. Escritora, educadora, activista por los derechos humanos y feminista.

Nació en una familia de gran riqueza de la alta sociedad neoyorkina; siendo niña murieron sus padres y un hermano, lo que dejó en Eleanor una depresión de por vida. Se crió en la casa de su abuela materna con profesores particulares y a los 15 años fue enviada a un colegio privado en Londres, Inglaterra. Eleonor fue muy influenciada por la directora, Marie Souvestre (1835-1905) una destacada educadora feminista con la que mantuvo una gran amistad y correspondencia hasta su muerte.

En 1905, unos años después de su regreso a Nueva York, Eleanor se casó con un primo lejano Franklin Delano Roosevelt (1882-1945). Al ser la sobrina del entonces presidente Theodore Roosevelt (1858-1919), la boda fue noticia en primera plana de los periódicos. Eleanor y Franklin tuvieron seis hijos.

En 1910 Franklin comenzó su carrera política como senador por el estado de Nueva York y Eleanor acompañó a su esposo y participó en diferentes organizaciones. En 1914 en la Primera Guerra Mundial ingresó en la Cruz Roja; apoyó la Liga de las Mujeres Votantes y la División de Mujeres del Partido Demócrata. Unos años más tarde, tras enterarse de la infidelidad de su esposo, la pareja se distanció, aunque siguió unida ante la sociedad.

En 1921 cuando Franklin se enfermó de poliomielitis, Eleanor estuvo a su lado y comenzó a hacer apariciones públicas en nombre de su marido para apoyarlo en su carrera política. Fue una gran activista social, con gran entereza y decisión, desarrolló programas para que las mujeres recibieran mejores salarios y trabajasen menos horas, luchó por la abolición del trabajo infantil. Fue una influyente líder del Partido Demócrata del Estado de Nueva York.

En 1927 Eleanor junto a las educadoras Marion Dickerman (1890-1983) y Nancy Cook (1884-1962) compró la Escuela Todhunter para chicas de clase alta: allí impartían un programa preparatorio para entrar a la universidad. Eleanor enseñaba cursos de nivel superior en literatura e historia estadounidenses, enfatizando en el pensamiento independiente y el compromiso social. Fue obligada a dejar la enseñanza a partir de la elección de su marido como presidente.

En 1933 se convirtió en la Primera Dama cuando Franklin Delano Roosevelt fue electo Presidente de los Estados Unidos de América. Fue una “primera dama muy polémica” y muy criticada: dio más de 300 conferencias para mujeres periodistas, participó en múltiples actos políticos en defensa de los derechos femeninos, de las mujeres afroamericanas y de los derechos civiles en general. Invitó a cientos de personas afroamericanas a la Casa Blanca, entre ellas a la educadora Mary McLeod Bethune, con quien mantuvo una gran amistad.

Cuando en 1939 la organización Hijas de la Revolución impidió a la cantante lírica negra Marian Anderson cantar en el Salón de la Constitución, porque “sólo actuaban artistas blanco”, Eleanor, en contra de la discriminación racial, organizó un concierto en la plaza del monumento a Lincoln para la cantante que congregó a más de 75000 espectadores.

Fue la única Primera Dama en escribir más de sesenta artículos en revistas nacionales, tenía una columna llamada “Mi Día” en un periódico que aparecía seis días a la semana donde expuso sus pensamientos y expresó sus opiniones; también presentó un programa semanal de radio. Hizo campaña para una guardería patrocinada por el gobierno para las madres trabajadoras.

Tras la muerte de su marido en 1945, luego de más de doce años como presidente, Eleanor siguió su lucha incansable: fue delegada de la Asamblea General de las Naciones Unidas y en 1947 elegida presidenta en la Comisión por los Derechos Humanos, participó en la formulación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Fuera de su trabajo político, Eleanor fue autora de varios libros sobre su vida y sus experiencias: “Esta es mi Historia” (1937), “Recuerdo Esto” (1949), ”Por mí Misma” (1958) y ”Autobiografía” (1961). En su libro póstumo “Mañana es ahora” publicado en 1963 escribió: “Quedarse al margen no es ninguna solución, sino simple cobardía“ y «Resulta mejor encender una vela, que maldecir la oscuridad.»

Continuó participando activamente en la vida política de su país y a luchar por los más desfavorecidos. Eleanor Roosevelt falleció en 1962, a los 78 años de edad.

 

Helen Keller

Helen Adams Keller, o mejor conocida como Helen Keller, es reconocida por ser una famosa redactora, predicadora, además de dedicarse a la actividad política, oriunda de Estados Unidos, que se caracterizó por ser ciega y sorda durante casi toda su vida. Esto debido a que pocos meses después de nacer paso por una enfermedad peligrosa que le causo la pérdida total de la vista y la audición.

Sus discapacidades no fueron obstáculos para el pleno desarrollo de su vida, ya que esta logro muchos cometidos, logrando licenciarse en la universidad, además de declararse abiertamente socialista, uniéndose a este partido político. A lo largo de toda su vida elaboro numerosos artículos, así como varios libros que incluían sus experiencias y modos de concebir la vida.

Helen Keller nació naturalmente sana, en un pueblo de Estados Unidos llamado Tuscumbia, en el año 1880. Esta tenía la facultad de ver y escuchar, tan rápido fue su desarrollo que cerca de su primer año de vida esta empezó a caminar. Además sus padres dicen que tenía una excelente vista, ya que le era fácil ver un alfiler caído en el suelo.​ Otros hechos que asegura su madre, es que fue capaz de decir algunas palabras cuando apenas tenía seis meses, logró balbucir la palabra hola y otras simples como té.

​Solo pocas palabras, como “agua”, fueron suspendidas en su mente después de su enfermedad. Luego de tener aproximadamente un año y medio, sufrió una grave enfermedad que los doctores de la época llamaron congestión cerebro-estomacal, aunque actualmente se especula que pudo haber sido escarlatina, sarampión o meningitis.

​Uno de sus pediatras creyó que su vida estaba en peligro, pero quedo luego sorprendido al observar que su fiebre empezó a disminuir, donde luego logró recuperarse.​ No obstante, esta enfermedad dejó efectos importantes como la pérdida total de la audición y la vista.

Luego de estos sucesos, se tornó una niña vanidosa y pretendiente que se irritaba con facilidad. Su rabia era producida por sentirse diferente de los demás, por lo que sentía ataques de furia al evidenciar que los demás usaban la boca para comunicarse, y no gestos.

Su progenitor y padre fue Arthur H. Keller, el cual​ era dueño del periódico Tuscumbia North Alabamian  y además había ejercido como capitán del ejército confederado. Este se casó dos veces, siendo la madre de Keller su segundo matrimonio, la cual era hija de un militar llamada Kate Adams, que era mucho años menor que él.

La familia de Helen Keller era próspera económicamente, pero sobrellevó un declive luego de la derrota de la Confederación, por lo que paso a ser más humilde desde esa época.​ Su ascendencia paterna es originaria de Suiza, cuyos antepasados decidieron instalarse en el Nuevo Mundo y adquirir propiedades.

La autora vivió sus primeros años en su granja familiar,​ donde disfrutaba el contacto con la naturaleza y los animales de ahí. Previo a la llegada de su tutora Anne Sullivan, no fue capaz de comunicarse con su familia normalmente, aunque hacia el intento por medio de gestos.

Helen Keller logro graduarse de la escuela secundaria en Cambridge, para después ingresar en el Radcliffe College, donde logro completar su licenciatura con honores, logrando ser la primera persona sordo-ciega en conseguir un título universitario.

La escritora finalmente se convirtió en una activista politica y filántropa destacada, en sus hazañas logro recaudar dinero para la Fundación Americana para Ciegos, asi como convertirse en miembro de Trabajadores Industriales del Mundo, donde escribió por varios años.

Sus actos más notables fueron la promoción del sufragio femenino, la defensa de los derechos de los trabajadores, y actividades de tipo izquierdista como el socialismo. En las ultimas décadas de su realizó viajes por todo el mundo ofreciendo conferencias en pro de las personas con discapacidad y los derechos civiles, obteniendo así varias medallas y conmemoraciones.

Actualmente por decreto presidencial el día de su nacimiento es conmemorado como el Día de Helen Keller en los Estados Unidos. Se puede considerar que su vida ha sido objeto de variadas representaciones y tributos artísticos, tanto en cine, televisión y obras literarias.

Obras de Helen Keller

Una de las principales virtudes de Helen Keller, fue su habilidad nata para la redacción y escritura, razón por la cual dedico su vida a la elaboración de artículos y libros, donde plasmaba sus opiniones acerca de la visa y sus pensamientos.

Su primera obra literaria, la cual fue una autobiografía que título “La historia de mi vida”, la saco a la luz en el año 1903, la cual fue valorada considerablemente por la crítica y el público en general, siendo actualmente traducida a más de cuarenta idiomas. ​Su éxito ha llegado a la actualidad, ya que esta obra forma parte del programa educativo de la cátedra de literatura en muchas escuelas de Estados Unidos.

La decisión de convertirse en escritora fue tras el éxito de su autobiografía “La historia de mi vida”. No obstante, cuando empezó a publicar obras nuevas, se enfrentó a un inconveniente, ya que el público solo estaba interesado en leer su historia sobre la superación personal, cosa que hizo que sus relatos sobre su ideología socialista y los derechos de los trabajadores no tuviera interés entre los lectores, así que el resto de sus libros tuvieron poco laurel y prácticamente no recibieron aclamaciones de la crítica.

Una de las obras que destacan de su repertorio fue su biografía espiritual “Mi Religion”, que fue inspirada en un obispo y autor Philips Brooks, que la introdujo en el cristianismo, cuando Keller  aún era joven, este personaje se lo presento su mentora Sullivan, y esta obra con enseñanzas religiosas personales fue publicada en el año 1927.

Varios periodistas expresaron que Keller expresaba sus ideas, suministraba frases y utilizaba palabras que repiqueteaban como metáforas poéticas rimbombantes. La crítica se sorprendió ya que en sus relatos utilizaba expresiones como “ver” y “escuche”, aunque algunos críticos juzgaron la creatividad de los apelativos de Keller y los calificó de palabrería.

A lo largo de toda su vida público no más que 14 libros, y más de 475 artículos y ensayos.

 

Rosa Parks

Nació el 4 de febrero de 1913, en Tuskegee, Alabama, Estados Unidos.

Hija de James McCauley, carpintero, y de Leona Edwards, maestra. Con ascendencia africana, nativo americana, escocesa e irlandesa. Sus abuelos, con los que convivió de niña fueron esclavos.

Cursó estudios en la escuela industrial Montgomery Industrial School for Girls y en el colegio para maestros Alabama State Teachers College.

En 1932, contrajo matrimonio con el barbero, Raymond Parks. Ambos se unieron a la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP).

En 1950, se unió al movimiento de derechos civiles y trabajó como secretaria en la National Association for the Advancement of Colored People en Montgomery.

Impulsora del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos tras negarse a ceder su asiento en un autobús a un hombre blanco.

El 1 de diciembre de 1955, Parks, costurera de cuarenta y dos años, se sentó en una de las filas para la gente negra en un autobús de la ciudad de Montgomery (Alabama) donde regía una ley que obligaba a los negros a dejar sus asientos a los blancos cuando no quedaran más sitios disponibles. Tras subir varias personas blancas al autobús, varios hombres negros cedieron sus sitios pero Rosa se negó a levantarse por lo que fue arrestada. Su no, transformó a toda una nación.

Comentó «Estoy cansada de ser tratada como una ciudadana de segunda clase«, cuando el conductor del autobús le ordenó ceder su asiento. Tras insistir en no ceder su puesto, el chófer, llamó a la policía. Estos le preguntaron por qué no se había movido, a lo que respondió: «No pensé que tuviera que hacerlo. Pagué mi billete como cualquier otro«.

Condenada por quebrantar la ley y multada con diez dólares, además de tener que pagar otros cuatro por las costas del juicio. Ese mismo día, los habitantes negros de la ciudad comenzaron una protesta boicoteando el sistema de autobuses bajo el liderazgo del reverendo Martin Luther King. El boicot duró 381 días, lo que llevo casi a la ruina a la compañía de autobuses, ya que en un 75% eran los negros quienes utilizaban este transporte.

Semanas después de su arresto, Parks perdió su trabajo en unos grandes almacenes, aunque la empresa dijo que no era por el boicot. Su esposo renunció a su trabajo después de que le dijeran que no podía discutir sobre el boicot ni sobre su esposa en el lugar de trabajo. Durante el boicot Parks recibió llamadas telefónicas amenazadoras y amenazas de muerte. En 1957, ella, junto con su esposo y su madre, se mudó a Detroit.

En 1964, el Tribunal Supremo aprobó la Ley federal de Derechos Civiles, que obligó a Montgomery a eliminar la segregación racial en el sistema de autobuses, y puso fin a las leyes racistas que separaban a blancos y negros en los espacios públicos.

El 21 de diciembre de 1956, Luther King y otros líderes de los derechos civiles fueron los primeros ciudadanos negros en subir a un autobús de Montgomery en igualdad de condiciones con los ciudadanos blancos.

De 1965 a 1988, trabajó como asistente del representante demócrata por Michigan John Conyers.

En 1996, recibió la medalla Presidencial de la Libertad, y en 1999 le concedieron la medalla de oro de Honor del Congreso.

Falleció a los 92 años el 24 de octubre de 2005, en Detroit, Michigan.

Sabías que…

Asientos vacíos

El 1 de diciembre de 2005, las autoridades de transporte en la ciudad de Nueva York, Washington, DC y otras ciudades estadounidenses dejaron simbólicamente los asientos detrás de los conductores de autobuses vacíos para conmemorar el acto de desobediencia civil de Parks.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...