S.G. 21-25-2445-24

MBA. Marta Acosta Zúñiga

Contralora

CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA (CGR)

Asunto: Reunión entre el Presidente y la Contralora.

Estimada señora:

Reciba un respetuoso saludo de parte de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Iniciamos indicando que, en ANEP observamos a nuestra Democracia como una construcción de todas las personas costarricenses, y defendemos que esta construcción debe ser cimentada en la sólida roca de la institucionalidad. Es entonces que, como personas ciudadanas y trabajadoras afiliadas a la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), entendiendo la importancia de mantener y proteger esta estructura, nos permitimos dirigir la siguiente respetuosa pero vehemente reflexión:

La concentración de poder en el Ejecutivo podría ser como un terremoto que amenaza con desestabilizar los cimientos de nuestra construcción democrática. En una democracia saludable, el poder debe ser compartido y equilibrado entre los diferentes órganos del Gobierno. Cuando un solo órgano acumula demasiado poder, la estructura se tambalea y la salud de la Democracia se ve amenazada.

La Contraloría General de la República (CGR), en su papel de guardián de los fondos públicos, es como el arquitecto que supervisa la construcción, asegurando que cada pieza se coloque correctamente y que la estructura se mantenga sólida y segura.

Entendiendo que nuestra Democracia es un sistema de gobierno que se basa en la participación ciudadana y el respeto a las libertades individuales, un presidente autoritario puede representar un riesgo para la Democracia, ya que puede intentar concentrar el poder en sus manos, debilitar los sistemas de control políticos y administrativos, y restringir las libertades individuales y colectivas.

Esto debería interesar a los y a las costarricenses y a la ciudadanía de cualquier democracia, ya que la salud de ésta incide de manera directa en la vida cotidiana de las personas. Un sistema democrático saludable garantiza que los derechos y libertades de los ciudadanos sean respetados y que el gobierno actúe en el mejor interés de todos.

Esto, especialmente, en momentos de tensiones políticas y del resurgimiento del fascismo y las dictaduras, es aún más importante estar atentos a la salud de nuestra Democracia. El fascismo y las dictaduras militares han demostrado ser perjudiciales para las libertades individuales y los Derechos Humanos.

Por lo tanto, es crucial que los ciudadanos estén informados y participen activamente en la vida política para proteger su democracia. Esto puede incluir votar en las elecciones, participar en debates políticos, y mantenerse informados sobre las acciones del gobierno. La participación ciudadana es una de las mejores defensas contra el autoritarismo y la erosión de la democracia.

Y es entonces que para el ciudadano promedio ha cobrado sumo interés la posibilidad de reunión entre su persona, como autoridad máxima de la Contraloría General de la República, y el señor Presidente de la República, Rodrigo Chaves Robles. Por tanto, solicitamos, respetuosamente, que se haga público el acceso a la reunión que se desarrollará en la sede de la CGR, ya sea en vivo por streaming o por los medios de comunicación tradicionales. Al igual que el arquitecto, la transparencia supervisa la construcción de la democracia, permitiendo a los ciudadanos ver cada paso del proceso.

En este sentido, citamos el artículo 30 de la Constitución Política que establece el derecho de acceso a la información administrativa. Usaremos e invitamos a cada ciudadano y ciudadana consiente a utilizar este derecho como el plano que guía la construcción en nuestra democracia, permitiendo que cada pieza se coloque en su lugar correcto.

Si se lesionan los valores y sistemas de pesos y contrapesos de nuestra Democracia, nuestra construcción democrática podría llegar al borde de un estado fallido. Esto tendría graves consecuencias para la sociedad y la Democracia de Costa Rica.

Agradecemos, de antemano, su atención a esta solicitud y reiteramos nuestra intención de ser observadores y actuantes cercanos de las gestiones en todo nuestro aparato estatal. Estamos seguros de que, con la participación de todos, podremos superar los desafíos actuales y fortalecer nuestra democracia.

Atentos a su respuesta y esperanzados en que se nos conceda lo peticionado nos despedimos,

Albino Vargas Barrantes Secretario General ANEPWálter Quesada Fernández Secretario General Adjunto ANEP