Antonio de la Cruz: El “think tank” de la crisis venezolana  

0

Profesional formado en ingeniería, estructurado y analítico a quien los elementos humanistas, entregados por su padre, le generan un elemento humano muy importante en su pensar y actuar. La experiencia de vida lo lleva a tener una gran capacidad de análisis predictivo dentro de diferentes escenarios; es admirador de los Beatles y coleccionista de la música folklórica latinoamericana y africana.

Antonio de la Cruz Santana, un hombre con gran conocimiento de la situación actual de Venezuela, se niega a hablar de sí mismo, pero es inevitable no conocerlo a fondo, tras reproducirse en el medio La Revista, artículos de su pluma.

De la Cruz, viene de un hogar formado por siete hermanos, entre ellos, se destaca su hermano, Vladimir de la Cruz (historiador y político costarricense), su padre era Ignacio de la Cruz, periodista y poeta costarricense, quien se fue forzadamente del país en 1948, por ser miembro del Partido Vanguardia Popular, llegando a Venezuela en busca de refugio, ahí se casó, en segundas nupcias, y formó su familia.

Oriundo de Maracaibo, Venezuela a los 17 años obtuvo una beca para estudiar ingeniería en el Reino Unido, ganando el premio como el mejor estudiante de las universidades inglesas en el área de ingeniería mecánica. Posteriormente por dos años regresó a Inglaterra para estudiar la maestría enfocada en potencia de turbinas, ya que en la ciudad que lo vio nacer, era la segunda actividad más importante en desarrollo eléctrico y termoeléctrico por el avance del desarrollo del carbón.

Cuando regresa a Venezuela, sus planes cambiaron e ingresó a trabajar dentro de la industria petrolera con empresas como Maraven (heredera de Shell). Además,  formó parte del proceso de transformación de la industria petrolera de Venezuela en los años 1990, aportándole conocimiento en la cultura organizacional.

Fue hasta el 2002 que tuvo relación con esta industria, debido a que el presidente Hugo Chávez tomó la decisión de quitar a los cuadros gerenciales de PDVSA (Petróleos de Venezuela), porque no iba de la mano con sus propósitos políticos.  En ese momento se dio la manifestación llamada la huelga del 2002, y como resultado, él fue parte del grupo que se quedó sin trabajo.

“Mi tesis era que las grandes empresas u organizaciones no la hacen -los hierros-, no la hacen la infraestructura. Las hacen las personas, entonces podíamos estar seguros que PDVSA no era la segunda empresa más importante del mundo por los equipos sino por su gente, por sus capacidades y cultura organización de la meritocracia, por lo que íbamos a ser exitosos afuera de PDVSA”, señaló.

Ese fue el momento en que Antonio de la Cruz decidió incursionar en el mundo empresarial, montando su primera empresa llamada ICS Group, con 56 personas que salieron a raíz de la huelga en la empresa anterior y fueron despedidas. De tal manera, empezaron a trabajarle al sector nacional privado, pero Chávez usando su política y métodos de persecución y exterminio contra quienes consideraba enemigos, les bloqueó todas las posibilidades para trabajar en Venezuela.

Fue entonces en el 2004, cuando ingresó a trabajar en PEMEX con la consultora estadounidense BearingPoint, apoyando el proceso de transformación para implantar nuevas prácticas en mantenimiento y operación, cuya experiencia la describe como enriquecedora ya que conoció la forma de trabajo y mejoramiento del desempeño de otra empresa petrolera.

“En ese sentido estuve un año completo fuera y después regresé a Venezuela nuevamente donde busqué ya ICS Group pero ya no teníamos tanta actividad nacional; empezamos a colocar personal profesional en Noruega, ya que la mano de obra venezolana estaba muy calificada. Muchos de ellos se quedaron, viviendo en Noruega con su familia, 50 profesionales venezolanos”.  

Así fue como Antonio de la Cruz, buscó continuar con sus procesos de emprendimiento dentro de Venezuela, entre intentos fallidos y exitosos, su último modelo de negocio fue un restaurante que finalmente decidió cerrar debido a sus constantes viajes a Washington por asuntos familiares.

“Regreso a Washington que es una ciudad política, donde básicamente eres de una oficina de Lobista o eres de un centro de pensamiento Think Tank. Ahí yo decido lo último, y desde el 2012 no he vuelto a Venezuela”, relató.

Su trabajo en la actualidad se basa en dar una perspectiva de cómo comprende la situación de Venezuela, desde el gobierno de Chávez hasta el de Maduro. En la actualidad venezolana no se producen cifras confiables y De la Cruz Santana lo que trabaja es ver cómo está la situación económica en términos de comportamiento, tendencias, análisis de escenarios político, social y económico.

“Las dos áreas más fuertes que desarrollo, sin descuidar lo político, son la economía y la parte petrolera. Yo lo que hago es un análisis de esos dos aspectos. Me centro mucho en Venezuela porque hay una carencia de información verídica de lo que pasa en Venezuela, entonces aquí doy conferencias, entrevistas en prensa y en televisión”, comentó.

Ante esto, decidimos ahondar sobre la situación de Venezuela, con Antonio de la Cruz quien ha vivido y se ha desarrollado en lo humano y profesional.

Situación de Venezuela

Para nadie es un secreto que Venezuela vive una crisis económica, social, política y financiera, producto de los dos últimos gobiernos, cuya realidad se basa en las grandes dificultades para obtener alimentos, medicinas para cualquier enfermedad.

“Entonces en Venezuela, tu puedes vivir normalmente si formas parte del poder, si no estás en el poder, la vida es muy difícil; es una vida donde las libertades están coaccionadas, tienes dificultades sino estás de acuerdo con el Gobierno para poder vivir, porque no hay libertades, permitidas”, destacó.

Pero y ¿cuáles son los escenarios futuros de la realidad venezolana?

Antecedentes:

  • Tuvo una democracia en la que había una alternancia del poder entre la Social Democracia y el Social Cristianismo. Venezuela tuvo un desarrollo en esos años, salta, se urbaniza y avanza.
  • El petróleo ha servido como un elemento de desarrollo para Venezuela. Y con un sistema político en esos 40 años, pero se da con un desgaste en esos dos partidos por la corrupción y el venezolano les pierde la confianza a los dos partidos tradicionales.
  • Los sectores populares y decepcionados del sistema, apuestan por una nueva opción que se les presenta como el salvador, se trata del militar Hugo Chávez, quien había intentado dar un golpe de Estado en 1992.
  • Chávez tuvo el poder de la palabra, su discurso populista de izquierda enciende la realidad y es apoyado masivamente, logrando alcanzar el poder. Con un autoritarismo competitivo y con una economía de alto precio de del petróleo, logra montar un modelo donde el Estado multiplica las ayudas a los sectores sociales aumentando su base popular y para sostenerse en el poder, enfrenta con línea dura a la oposición, medios de comunicación y sectores adversos a él.
  • La oposición a pesar de haber hecho grandes esfuerzos, no ha logrado identificar un proyecto político para ser la alternativa del oficialismo, sino priorizan la salida del régimen, primero con Chávez y actualmente de Maduro. El llamado de la oposición si bien ha ido recibiendo apoyo, no ha conseguido penetrar a los sectores populares y no ha podido conducir el caudal de votos para hacer los cambios en Venezuela.

Estos factores llevaron a Chávez a perfeccionar el sistema electoral a su favor, automatizando y utilizando refinados elementos de control social.

“El sistema electoral venezolano está muy controlado por el Gobierno de turno y ellos lo logran enrolar muy bien, primero a la gente la intimidan porque hacen creer que ellos saben por quién votas y cómo tu estas asociado a programas sociales y sectores populares, a ti te da miedo perder el programa de ayuda social. Lo otro es que logran montar toda la transmisión de datos electrónica y los estudios demuestran que son sensibles a poder ser intervenidos. Hoy todo el mundo desarrollado, regresa al voto manual, es lo más seguro”, afirmó.

Punto de partida:

Venezuela debe ser entendida como una dictadura, penetrada por el narcotráfico e influenciada por Cuba. Si bien el traspaso de las fronteras ha sido usado por el narcotráfico, al llegar al poder Hugo Chávez, las FARC, establecen rutas estables de trasiego. Venezuela ha funcionado como el paso para traficar droga, creándose el Cartel de los Soles, integrado por generales y miembros  las Fuerzas Armadas Bolivarianas Venezolanas, que permitían el tráfico y participaban del negocio.

Sobre el Cartel de los Soles, Antonio María Delgado, de  El Nuevo Herald  señala en una entrevista en el año 2015 que “la organización de narcotráfico conocida como Cartel de los Soles es dirigida por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.”

“Si tu quieres un Estado dictatorial en su práctica y un Estado que es permisivo al narcotráfico, el sacarlo por la vía electoral cuesta mucho, no es un método sencillo porque tienes que tener poderes independientes y lo que tienes en Venezuela, no son independientes, los controla el poder judicial, militar, menos el legislativo”, señaló”.

 Entonces ¿qué ocurre?

El Gobierno tiene un paso comunicante con líderes de oposición de la Mesa de Unidad Democrática, utilizan interlocutores como Zapatero, el expresidente Manuel Fernández y Martín Ríos, para bajar la presión internacional, buscando el diálogo.

“Cuando tu oyes el diálogo en República Dominicana, es por la presión que ellos están viendo por parte de las sanciones de Europa. Ellos lo que realmente quieren es quitárselas de encima. Utilizan y manipulan a la misma oposición de La Mesa de la Unidad, bajo la premisa que nos dejen a los venezolanos resolver nuestra situación y por lo tanto así logran bajar la presión”, contextualiza.

Esto se ejemplifica cuando Henrique Capriles tomó la decisión de ir a referéndum revocatorio para remover a Maduro del poder. En octubre de ese año, se convocó a una marcha en Caracas de más de un millón de personas y ahí fue cuando Capriles recibió una llamada directamente del Papa y le pidió que suspendieran la marcha, lo cual acaba acatando.

Demostrando que el Gobierno busca el lado de mayor influencia a la oposición para que sea el interlocutor del Gobierno y obteniendo resultados políticos.

Claro está, que detrás del poder de Maduro, existe fuerza y entienden cómo actuar internacionalmente. Los únicos garantes de tanta experiencia son la diplomacia cubana, que han sostenido su régimen por más de 60 años y su estructura los ha mantenido en el tiempo. En este sentido, la oposición no ha diseñado una hoja de ruta constante, ha habido falta de liderazgo real y fastidioso para el Gobierno.

Entorno que Antonio de la Cruz, explicó:

“Cuando están todos estos elementos, parte del Gobierno en la que ellos se sostienen por sus mecanismos de control social y presión, también hay parte de la oposición que ha sido instrumento para no llevar al Gobierno a la posición más difícil de negociación. Para la oposición lograr objetivos para ir a un proceso electoral, con garantías, transparente es cada vez más difícil y si tu no logras eso, todo se pone cuesta arriba, como se ha demostrado en la práctica”.

 Pareciera que la única medida que realmente golpeó al Gobierno, fueron los enfrentamientos de abril y mayo del 2017, que paralizaron todas las actividades y que fueron reprimidos brutalmente por la policía y ejército.

El venezolano debe enfrentar día a día la crisis de alimento, medicina y alto costo de la vida. Los problemas actuales de Venezuela son de hiperinflación y mucha presión internacional, para llevar al gobierno a una negociación real, no a una negociación para mantenerse al poder, utilizando y manipulando a la oposición, la cual finalmente ha acabado presentándose para ello.

Las vías de diálogo con un régimen dictatorial son mínimas, los avances en la concentración de poder no han tenido límite y los espacios para diferir inexistentes. Todo esto puede llevar a los venezolanos a un enfrentamiento civil cuyos costos y consecuencias no nos podemos imaginar, sin embargo, está claro que los esfuerzos pacíficos de diálogo no han resultado y cuesta pensar que puedan revertir la dura realidad de Venezuela que cada día se complica más y más.

 

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...