CENTROAMÉRICA

Una investigación publicada por la OCCRP (Organized Crime and Corruption Reporting Project) y sus socios ha revelado que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ha sido un instrumento clave para la corrupción y el autoritarismo en Centroamérica.

El artículo, titulado “El banco de los dictadores: cómo el principal banco de desarrollo de Centroamérica ha permitido la corrupción y el autoritarismo”, documenta cómo el BCIE ha otorgado préstamos a gobiernos autoritarios, financiado proyectos que han causado daños ambientales y permitido la desviación de fondos para fines corruptos.

Préstamos a gobiernos autoritarios

Uno de los hallazgos más reveladores de la investigación es que el BCIE ha otorgado préstamos a gobiernos autoritarios en Centroamérica, incluso a aquellos que han sido acusados de violaciones de derechos humanos.

Por ejemplo, el BCIE ha otorgado préstamos a los gobiernos de Daniel Ortega en Nicaragua, Nayib Bukele en El Salvador y Juan Orlando Hernández en Honduras. Estos gobiernos han sido acusados de reprimir a la oposición política, perseguir a los defensores de los derechos humanos y cometer abusos contra los derechos humanos.

Financiamiento de proyectos dañinos

El BCIE también ha financiado proyectos que han causado daños ambientales. Por ejemplo, el banco ha otorgado préstamos para la construcción de represas hidroeléctricas que han inundado tierras indígenas y causado la pérdida de biodiversidad.

En otros casos, el BCIE ha financiado proyectos que han sido desviados para fines corruptos. Por ejemplo, el banco otorgó un préstamo de $100 millones a Honduras para la construcción de una carretera que nunca se construyó.

Falta de transparencia

La investigación también ha revelado que el BCIE carece de transparencia. El banco no publica información detallada sobre sus préstamos, lo que dificulta el seguimiento de su uso.

Recomendaciones

La investigación de la OCCRP y sus socios plantea una serie de recomendaciones para reformar el BCIE. Estas recomendaciones incluyen:

Adoptar políticas más estrictas para evitar la corrupción y el autoritarismo.
Aumentar la transparencia sobre los préstamos y proyectos del banco.
Fortalecer la capacidad del banco para supervisar el uso de sus fondos.
Conclusiones

La investigación de la OCCRP y sus socios es un duro golpe para el BCIE. El banco ha sido acusado de ser un instrumento de los gobiernos autoritarios en Centroamérica y de permitir la corrupción y el daño ambiental.

Las recomendaciones de la investigación son un paso importante para reformar el BCIE y garantizar que el banco cumpla con su mandato de promover el desarrollo económico y social en Centroamérica.

Análisis

La investigación de la OCCRP y sus socios es un ejemplo importante de periodismo de investigación. La investigación ha sacado a la luz información que habría permanecido oculta de no ser por el trabajo de los periodistas involucrados.

La investigación también es un recordatorio de que la corrupción y el autoritarismo siguen siendo problemas graves en Centroamérica. El BCIE, como institución financiera regional, tiene una responsabilidad de contribuir a la lucha contra estos problemas.

Las recomendaciones de la investigación son un paso importante para reformar el BCIE y garantizar que el banco cumpla con su mandato de promover el desarrollo económico y social en Centroamérica. Sin embargo, es importante señalar que la reforma del BCIE es solo una parte de la solución. Es necesario que los gobiernos de Centroamérica también tomen medidas para combatir la corrupción y el autoritarismo.

La investigación de la OCCRP y sus socios también plantea una serie de preguntas sobre la gobernanza del BCIE. El banco está gobernado por una junta directiva compuesta por representantes de los cinco países miembros. Sin embargo, la investigación ha revelado que esta junta no ha sido efectiva para supervisar las operaciones del banco y garantizar que se cumplan los estándares de transparencia y rendición de cuentas.

Es necesario que la junta directiva del BCIE se reforme para que sea más efectiva en la supervisión del banco. Esto podría incluir la incorporación de miembros independientes a la junta, así como la creación de mecanismos de supervisión más sólidos.

La reforma del BCIE es un desafío importante, pero es esencial para garantizar que el banco cumpla con su mandato de promover el desarrollo económico y social en Centroamérica.

Enlace al artículo completo

El artículo completo de la OCCRP y sus socios está disponible en el siguiente enlace. La investigación es un trabajo extenso que documenta con detalle los hallazgos de los periodistas.

The Dictators’ Bank: How Central America’s Main Development Bank Enabled Corruption and Authoritarianism

The Dictators’ Bank: How Central America’s Main Development Bank Enabled Corruption and Authoritarianism
Credit: James O’Brien/OCCRP
by Eli Moskowitz (OCCRP), Jonny Wrate (OCCRP), Madeline Fixler (Columbia Journalism Investigations), Bill Barreto (No Ficción), Ernesto Rivera (Lado B), Daniel Valencia (Redacción Regional), Andrew Little (Columbia Journalism Investigations), and Mariana Castro (Columbia Journalism Investigations). Data by Romina Colman (OCCRP). Research by Angus Peacock (OCCRP)