Arabella Salaverry Pardo.

Dejaremos de lado cualquier consideración de orden intelectual o político. Creo que no es el momento de analizar el horror desde esas perspectivas. Porque lo que sucede en el mundo se podría mirar desde allí, tal vez, y digo tal vez se podría entender, pero no se puede justificar. Me refiero a las guerras en curso, perdón, las masacres. En particular a lo que sucede en Gaza.

Me pregunto cuándo perdimos nuestra humana condición. O si ha sido históricamente así, y el acceso a esa maravilla que es la comunicación total nos desnuda en nuestra terrible miseria. Nos muestra de lo que somos capaces, sin maquillaje y sin el romanticismo del que se podría vestir cuando nos asomamos a ella a partir de un libro de historia. O cuando son solo palabras para nombrar lo impensable. Vivimos un momento en que nuestra absurda capacidad de destrucción, innecesaria y gratuita, impulsada por intereses que no tienen nada que ver con lo que se supone debería ser nuestra humana condición, campea sin que las personas, usted, yo, desde nuestro minúsculo campo de acción, podamos hacer algo. Y esa impotencia tal vez sea la que nos lleve a refugiarnos en nuestros sentimientos de empatía. Con la convicción que, de todas maneras, no sirven para nada. Pero aún así, deseamos expresarlos y decir, desde el poema, que solo el amor nos salva.

 

Solo el amor

Se han regado
constelaciones por el suelo
abrasan
queman el mapa difuso de la tierra

Impávida la noche
apenas alcanza
a reflejarse en sí misma

Hay voces que acuden
desde irreflexivas galaxias
se van cerrando distancias
marchan tropezando con cruces encendidas

Escuchas atiendes
salta solitario un rumor aterido
dibujas espejos
para conjurar al amor

Miras oteas
se desliza una interrogación
que no termina

Allá arriba
ya no habitan constelaciones
las voces se pierden
envueltas en sudarios
y todo vacío
y todo vértigo

Entonces solo el amor te salva
de las oblicuas profundidades
del azogue

Te asomas a una ventana
encuentras vértigo

Pero el amor allí

Solo el amor te salva
al bordear simas siderales
solo el amor te salva
cuando te miras en agujeros negros
solo el amor
solo el amor te salva

Solo el amor
solo el amor te salva
Solo el amor nos salva
del espanto

(inédito)