Auditoría ciudadana de la deuda pública del país

2

Albino Vargas Barrantes, Sindicalista.

Un importante colectivo de patriotas costarricenses, denominado Grupo Transparencia Nacional, está planteando la necesidad cívica (más que urgente apuntamos nosotros), para que en Costa Rica se efectúe un Auditoría Ciudadana de la Deuda Pública, tal y como se ha venido haciendo en otros países, como la latinoamericana nación hermana de Ecuador, cuyo ejemplo al respecto debe motivarnos.

$30 mil millones de dólares es la cifra que nosotros veníamos manejando como monto actual de la deuda pública costarricense. Nos quedamos cortos pues según los datos del Grupo Transparencia Nacional ahorita son $34 mil millones de dólares! Y creciendo…

Esa monstruosa cantidad convertida a colones y al tipo de cambio a hoy (ahora más volátil que antes y siempre para arriba), nos habla de un endeudamiento per capita, de cada persona tica viva sin importar edad, de unos 4.3 millones de colones.

Se tiene que ya es oficialmente admitido por el triunvirato gobernante PLUSC-PAC, que la mayor causa del déficit fiscal es el pago de esa deuda pública y los intereses que demanda.

Que el oficialismo neoliberal admitiera eso, constituye una victoria sindical pues siempre se estuvo acusando, de manera malévola, que son los salarios del empleo público los causantes del déficit.

De manera reiterada y sin cansarnos, hemos estado rechazando tal mentira, mediáticamente manipulada por el periodismo del odio. Ya no pueden seguir mintiendo al respecto.

Si ya hemos llegado a intolerables niveles en cuanto el monto de esa deuda con respecto al PIB, neoliberalmente conceptuado y medido; y si el pago diario de los intereses generados por esa deuda producen grave impacto en el mal denominado presupuesto “general” de la República pues son exhorbitantes; y si, además, nuevos endeudamientos están demandando intereses “obscenos” (como lo indicó la señora Ministra de Hacienda, empleando ella un exabrupto políticamente incorrecto según el dogma neoliberal que profesa); entonces se impone con toda contundencia y transparencia esa Auditoría Ciudadana de la Deuda Pública.

Desde la corriente sindical en la cual militamos, venimos plateando el asunto-problema desde mayo del 2015.

Ahora la calificada ciudadanía del Grupo Transparencia Nacional abre un gran ámbito de posibilidades para abordarlo multifacéticamente, procurando darle una amplia base político-cívica a tan ineludible desafío patriótico: la Auditoría Ciudadana de la Deuda Pública de Costa Rica.

Cualquier cantidad de preguntas se pueden formular, técnica y profesionalmente elaboradas: sobre monto real y sobre el monto desagregado; cuánto es deuda interna y cuánto externa; intereses en cada circunstancia y crédito por crédito; plazos; listado de acreedores y bufetes y/o entidades de valores que les representan; quienes y en qué gobiernos gestaron, gestionaron, aprobaron y ejecutaron esos créditos; cuáles consultorías fueron contratadas en las diversas fases de cada crédito; cuáles obras-proyectos y empresas están involucradas en cada crédito; etc., etc., etc.

Queremos hacer una propuesta pública a los señores diputados y a las señoras diputadas para que desde el parlamento (eso sí con contundente y real proceso ciudadano-participativo); se conforme un comisión mixta legislativa especial al efecto y/o se promulgue la LEY DE LA AUDITORÍA CIUDADANA DE LA DEUDA PÚBLICA.

Igualmente proponemos a las agrupaciones integrantes de la Unidad Sindical y Social Nacional; así como a la amplia diversidad de agrupaciones de la sociedad civil que reivindican temáticas en pro de la justicia y la inclusión sociales, en pro de un sistema tributario progresista y progresivo, en pro de los Derechos Humanos (parcial e integralmente conceptuados), en pro de la Ecología y de la Ecología Social, en pro de una espiritualidad religiosa a favor del bien común, en pro del desarrollo integral y democrático de la Juventud (entre otras instancias que impulsan una sociedad de inclusión y de felicidad), que nos conformemos en un especia de coalición, de colectivo, de frente, de espacio articulador en pro de una real y transparente AUDITORÍA CIUDADANA DE LA DEUDA PÚBLICA DE COSTA RICA.

Como lo hemos apuntado lineas arriba, ya hay compatriotas en tal empeño. Juntémonos entonces!

El autor es sindicalista y secretario  general de la ANEP.

Comentarios

Cargando...