Beatriz Torres: Consecuencias de la politiquería en la sociedad

Tenemos que volver a la Costa Rica que importaba educar al ciudadano y el medio que les rodea, para formar la sociedad que queremos. Donde se dé oportunidades, amor a la tierra, con igualdad entre los hombres y mujeres.

0

Beatriz Torres Quesada, Profesora y administradora de empresas

¿Porque pasa esto en nuestro país de paz? Es la pregunta que todos nos hacemos. Para encontrar respuesta a esta pregunta debemos analizar la forma de comportarnos en tiempos electorales, irnos años atrás, donde para obtener el resultado que querían los aspirantes al poder la técnica fue dividir a la sociedad, como decimos popularmente “divide y vencerás”. Esto causó mucho enojo, rencor, desconfianza e individualismo.

En Costa Rica el diálogo entre los gobiernos y el pueblo se ha debilitado o ya no existe. Encontramos líderes sin liderazgo, políticos con sus propios intereses y un pueblo que cada día espera que llegue un político que le ayude a su condición tan difícil.

Hace ya mucho tiempo la mayoría de la clase política no está al lado del pueblo, o sea, otro Juan Rafael Mora Porras que luche contra los filibusteros, hace muchos años el pueblo cree que los filibusteros son los políticos y eso destruye nuestra democracia, reflejo de esto es el abstencionismo electoral que siempre es el triunfador en cada proceso electoral.

Queremos un gobierno que presente soluciones según nuestras propias condiciones como país, no un copie y pegue de organismos internacionales que tienen sus propios objetivos, los cuales no significa que sean inadecuados, sino que puede que no sean los que nosotros como costarricenses necesitamos y queremos. No se entiende, un país que tiene personas brillantes que no puedan encontrar la forma de mejorar las condiciones económicas del país. ¿O será que de alguna forma algunos les conviene mantener a nuestro país así? O será que no han llegado esas personas brillantes al poder.? O lo peor, será que no les interesa cambiarlo.

Tenemos que entender que la sociedad que tenemos es la que hemos construido, con la educación, con las políticas públicas y con el ejemplo. La sociedad es como criar un hijo; si nuestros hijos nos ven robando ellos aprenden a robar, si nos ven mintiendo aprenden a mentir, si imponemos ellos aprenden a imponer y si no se dialoga el pueblo no sabrá hacerlo. La educación hace un contraste y una lucha para ayudar a formar el y la ciudadana que queremos, pero el trabajo es como ir contra corriente porque ya nuestra sociedad está formada hasta que hagamos conciencia podremos hacer el cambio.

Tenemos que volver a la Costa Rica que importaba educar al ciudadano y el medio que les rodea, para formar la sociedad que queremos. Donde se dé oportunidades, amor a la tierra, con igualdad entre los hombres y mujeres.

Nuestros gobernantes deben ver hacia abajo para que puedan sentir el dolor de la pobreza, de la miseria, de querer superarse y no lograrlo por qué las políticas públicas que se han aprobado no lo permite. Golpeando a los agricultores, a los microempresarios, a los pescadores, mineros y los sectores productores de nuestro país solo logramos una sociedad sin alas, sin sueños sin esperanza. Una sociedad que no importa salir a las calles hasta perder la vida porque ya perdieron todo.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...