El candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado Quesada, solicitó este martes al aspirante a diputado, Welmer Ramos, apersonarse de inmediato a la Procuraduría de la Ética y ponerse a su disposición para las investigaciones sobre su participación en el caso de la importación de cemento.

Coincidentemente, le solicitó a la Procuraduría “atender con celeridad” este caso, para determinar si Ramos faltó al deber de probidad, tal y como lo recomendó la comisión especial legislativa.

A la vez, el candidato del PAC emplazó a Ramos a presentar una carta de renuncia a su candidatura y eventual diputación que se haría efectiva en caso de comprobar la Procuraduría de la Ética que hubo incumplimiento a sus deberes.

“Dada la seriedad de la situación que vive el país, la responsabilidad que nos compete como aspirantes a puestos de elección popular y los estándares éticos que son esenciales en el PAC, espero la respuesta de don Welmer Ramos en las próximas horas”, agregó Alvarado.

En relación con el informe de la comisión especial legislativa, tanto Alvarado como el Comité Ejecutivo del PAC reconocieron el trabajo realizado y dieron su apoyo a las recomendaciones de remitir a la Fiscalía y a la Procuraduría de la Ética a las personas vinculadas con este escándalo.

Indicó que el informe confirma la ruta que él mismo planteó cuando desde octubre pasado, pidió la destitución de Víctor Morales Zapata, de la Junta directiva del Banco de Costa Rica, del viceministro Fernando Rodríguez, el fiscal general Jorge Chavarría, del magistrado Celso Gamboa y del comisionado Mariano Figueres.

Sobre la reacción del presidente Luis Guillermo Solís al informe legislativo, Alvarado consideró que faltó autocrítica y actuar con prontitud y determinación, acorde con la gravedad de la situación.

“El país demanda en estos momentos acciones contundentes que restituyan la confianza y la credibilidad en la función pública”, concluyó el candidato presidencial del PAC.