Carlos Alvarado Quesada, candidato presidencial del PAC, está convencido de que solo por medio de la educación con un enfoque territorial se podrá reducir la tasa de desempleo en el país.

Sostiene que el 70% de las personas que no tienen trabajo en Costa Rica son jóvenes sin secundaria concluida. Muchos de ellos quisieran capacitarse, pero no pueden hacerlo por falta de recursos, por no tener la escolaridad requerida o por no poder estudiar de día.

Ante esta realidad, Alvarado propone una serie de mejoras de gestión en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para enseñar a la población sin trabajo, entre las cuales los más afectados son mujeres, personas con discapacidad y habitantes de las zonas rurales.

“El INA tiene que salir a buscar activamente a esas 200.000 personas sin trabajo, tal y como lo hicimos con Puente al Desarrollo, para lograr impactar positivamente el desempleo en un plazo de dos años”, resumió Alvarado.

Menciona, paralelamente, una serie de medidas como quitar requisitos de ingreso como el bachillerato, abrir cursos nocturnos, ampliar y mejorar la oferta académica, incentivar becas, fortalecer las redes de cuido y descentralizar la institución con un enfoque territorial que permita generar empleo en cada una de las regiones del país.

También, cerrar el desfase que existe entre lo que están pidiendo las empresas y los técnicos que está formando la institución, tal y como lo plantea el Sistema Nacional de Empleo, creado en la presente administración.

“Si el INA capacita anualmente a 160.000 estudiantes, con una mejor gestión podrá ampliar esa capacitación a la población sin trabajo e incidir a corto plazo en la reducción del desempleo de forma significativa”, dijo.

El programa de gobierno del PAC 2018-2022 considera que “el pilar fundamental del desarrollo de una nación es el aula” y que solo mediante una mejora sustantiva de la calidad de la educación se podrá avanzar significativamente en índices de desarrollo de primer mundo.