Carlos Carranza: Ha descansado en paz, un maestro, un gran ciudadano y un gran patriota

Rodrigo Madrigal Montealegre además fue un conocedor de la cultura y de la vida europea, desde la antigüedad a nuestros días.

0

Carlos Carranza Villalobos, Politólogo, Sociólogo.

Eran los año  fines de los 60 y comienzo de los 70 cuando un joven leía todo lo que tenía significado político, económico y político. Entre sus lecturas estaba la página 15 de la Nación, entre otros textos periodísticos: Guido Fernández, León Pacheco, José Marín Cañas, Miguel Ángel Rodríguez, Oscar Arias y los maestros Isaac Felipe Azofeifa y Manuel Formoso Herrera y de igual forma un  Señor, don Rodrigo Madrigal Montealegre además fue un conocedor de la cultura y de la vida europea, desde la antigüedad a nuestros días con citas  exactas con un conocimiento del mundo románico o de los clásicos franceses o de nuestro país.

En 1976 conocí a ese profesor quien me llenó de entusiasmo para conocer más, me pidió que hiciera un trabajo sobre el Imperio británico y su expansión el cual fue tan extenso que convertí a la Biblioteca de la UCR como una parte de mi casa. Ese profesor de Regímenes Políticos Contemporáneos, para Eugenio Herrera, Roberto Corella y para mi persona se convirtió en un amigo que llevó a estos dos a laborar en el Ministerio de Cultura con él. Seguimos teniendo amistad en el tiempo, con un cariño inmenso de leer sus posiciones con su acertado defensa de la Patria y su crítica a las falencias del modelo económico de apertura.

Compartiendo en encuentro de politólogos con Rodrigo Madrigal y Eugenio Herrera.

A principios del  2000  volvimos a retomar con más intensidad el intercambio de ideas con una serie de tertulias sobre distintos temas, en su casa de Los Yoses, con personas como Francisco Barahona, Guillermo Barquero, Eugenio Herrera, Jorge Urbina, Ronald Fernández y algunas veces Walter Antillón, o Fernando Cruz Castro.

Pese a sus padecimientos nunca perdió su agudeza o cuando contaba su historia de Francia con un detalle único o cuando se refería a  la vida en Costa Rica. Claro que también su buen sentido para el fino chiste. No es el lugar para hablar de sus obras pero solo indico que era un nivel exquisito de alta erudición y con una pluma única .

Mis condolencias más sentidas a María Enriqueta Guardia, a su familia y a todos aquellos que siempre le demostraron su cariño y velaron por él estos últimos años.

Descanse en paz el Patriota, el empresario, el mentor, el crítico, que dio siempre lo mejor para llevar a Costa Rica a ser un país más justo y de mayor Bienestar.

Que el Supremo creador reciba a Rodrigo Madrigal en su seno.

Montes de Oca  25 de Enero de 2022.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box