Carlos Denton: Después que termina la crisis en la salud pública

0

Carlos Denton. Politólogo (Ph.D.) y economista

Ahora mucha de la atención está en la amenaza a la salud de los habitantes; ¡así es como debería ser! Tenemos todos que hacer lo imposible para evitar las pérdidas de vida como han ocurrido en España.

Pero algunos deberían de comenzar a realizar planes que podrán ejecutarse de inmediato después de pasada la pesadilla que mantiene a casi todos en aprietos. Se debe recordar que el país ya estaba viviendo una recesión económica antes de que llegara el Covid 19 al territorio nacional. Ya había 325 mil desempleados y sería catastrófico si ese número aumentara más a causa de este cierre de la economía nacional por un mes aproximadamente. Algunos dicen que pudiera ser hasta tres meses, pero todos deberíamos cruzar los dedos y esperar que no fuera así.

Los meses de junio y julio son de vacaciones escolares en Norteamérica y Europa. Desde ahora el Ministerio de Turismo debería estar trabajando con hoteles, transportistas y líneas aéreas para armar paquetes para familias extranjeras que pudieran visitarnos que incluyen tours con orientación educativa. Desde visitas a puntos donde haya vida silvestre hasta participación en clases con costarricenses en sus escuelas y colegios. Montañismo, clases de surf, y pesca se pudieran ofrecer a los que lo desean.

También paquetes de turismo médico porque es un área de potencial enorme. Ninguno de los países vecinos, incluyendo a Panamá, padece de un sistema de atención médica equivalente al costarricense. El cuerpo médico aquí es sobresaliente y competitivo con cualquiera del mundo. Pero aparte de atraer pacientes de las otras naciones centroamericanas se deben poder traer norteamericanos – y no es solo para operaciones estéticas o para procedimientos odontológicos. Cualquier cirugía donde puede viajar cómodamente el paciente desde su lugar de residencia sería buena. Operaciones como la de próstata hasta de vesícula, de menisco a rodilla artificial se puede realizar acá de forma mucho más económica que en el norte y se puede ofrecer al paciente una vacación como parte de su costo.

Hay que hacer algo con el tipo de cambio. El dólar está fortaleciéndose en el mundo; solo en Costa Rica está moviéndose al revés. Esto encarece todo lo que produce el país y hace más difícil exportar servicios y productos. Después de pasado el tiempo del coronavirus debería el Banco Central colaborar para que el tipo de cambio sea más acorde con la productividad de los costarricenses. Tenemos que exportar mucho más y no es solo en el área del turismo. Productos como el banano, la piña, el ñame, la yuca, el chayote, los mangos y los cítricos enfrentan obstáculos a sus ventas en el exterior por ser más caros que los que provienen de otros países vecinos. El factor es el tipo de cambio que está convirtiendo al país en uno muy caro.

El arranque debería ser brusco; los trabajadores que quedaron cesantes en sus casas deberían regresar con ganas de ejercer y con energías inigualables.

¡Vamos a salir adelante! ¡Esto del virus pasa!

Si le interesa recibir información diariamente:


Carlos Denton
Politólogo y economista, académico, investigador y Presidente de la Junta Directiva de CID/Gallup, S.A., cdenton@cidgallup.com
Publicado originalmente en La República

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...