Carlos Denton: Pensemos en los que andan “a pie”

En fin, nunca creí que diría esto, pero estoy totalmente de acuerdo con los diputados del Frente Amplio que están bloqueando la extensión de vida útil a los buses. Adelante, compañeros, y por lo menos pareciera que tienen noción de la situación del pueblo “a pie.”

Carlos Denton. Politólogo (Ph.D.) y economista

No hay mejor prueba que la Asamblea Legislativa está desconectada con el pueblo que supuestamente representa que la posición que ha tomado con los autobuses viejos, extendiendo su vida útil hasta los 20 años. Costa Rica ya no es una “república” porque los 57 ciudadanos que ocupan curules en ese órgano del estado sencillamente no representan a nadie. Preguntar a un habitante el nombre de un diputado es recibir como respuesta una mirada de incomprensión y solicitar cuál de estas figuras representa el cantón donde vive es provocar total incredulidad.

Los así denominados “padres de la patria” han decidido apoyar legislación que extiende la vida hábil de los autobuses tres años más. El argumento es que, si no lo hacen, habrá comunidades que no tendrán el servicio. Los representantes de los grandes concesionarios organizaron un “espectáculo” en la “barra” de la Asamblea y presentaron un cuadro que requería paños tamaño playera para absorber todas las lágrimas. Describieron los concesionarios pequeños, decimados por la pandemia, y con “dos o tres unidades viejas, pero en buenas condiciones; no tienen dinero para comprar nuevas.”

Otros países con servicios de transporte concesionados obligan a “los grandes,” si quieren asumir ruta lucrativa, a asumir un par de trayectos que no son viables económicamente pero indispensables para los que tienen que viajar a lugares no tan alcanzables.

El enfoque de todo esto debería ser “servir a los ciudadanos.” No es atender a los caprichos de los “grandes.” Ya es suficiente el abuso usando autobuses escolares estadounidenses usados con asientos para chiquitos de 8 años, otras no tan viejas, pero super recorridos con latas que chillan y con un par de amortiguadores colapsados para que cualquier hueco pega al pasajero un golpe; eso sí, si está sentado.

La norma histórica ha sido que los ministros del MOPT están tan ocupados con las carreteras que no tienen tiempo para atender al sector transportes. Entonces queda el sistema con rutas diseñadas cuando Costa Rica tenía una población de millones menos y viajar de San José a Desamparados o de Curridabat a Cartago era pasar por mucho campo y donde había con frecuencia ganado en la calle. Han dejado las mismas rutas y cuidado tomando en cuenta la historia de “obras públicas” que no hay caminos que son las mismas de hace más de 50 años.

El gobierno de Carlos Alvarado renovó las rutas por siete años más; para los observadores estaba claro que les tenía miedo a los autobuseros. Es probable que esa renovación garantiza el mismo mal servicio, las mismas rutas de antaño y en muchos casos unidades en condiciones mediocres. Ahora vienen por más – quieren usar unidades que llegaron a Costa Rica cuando Miguel Ángel fue presidente; o quizás el Dr. Pacheco.

En fin, nunca creí que diría esto, pero estoy totalmente de acuerdo con los diputados del Frente Amplio que están bloqueando la extensión de vida útil a los buses. Adelante, compañeros, y por lo menos pareciera que tienen noción de la situación del pueblo “a pie.”


Publicado originalmente en La República

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...