Carlos Francisco Echeverría: El justo medio

La solución está en el justo medio que enseñaba Aristóteles. Se trata simplemente de reducir el plazo del cálculo, puede ser a 90 años, y hacer que las operadoras de pensiones creen una reserva especial para seguir girándoles la pensión a quienes sobrepasen esa edad

0

Carlos Francisco Echeverría.

A la hora de devolver al trabajador los fondos de su pensión complementaria, la ley actual se los da en tractos mensuales suponiendo que va a vivir 115 años. Esa absurda disposición le impide disfrutar plenamente de lo ahorrado con su trabajo, y sólo beneficia a sus herederos, si los hay.

No hay que buscarle una explicación racional a eso, porque no la tiene. Es una de esas manifestaciones de sadismo político o burocrático que hemos aprendido a ver como normales. Con buena intención pero mal criterio, un grupo de diputados quiere derogarla para que el trabajador reciba el 100% al retirarse.

Eso eliminaría el componente de previsión que tiene todo sistema de pensiones. Dejaría al receptor sometido a todas las presiones y tentaciones imaginables. Muy pocos prolongarían los rendimientos hasta el término de su vejez. El país, además, perdería un valioso instrumento de ahorro e inversión institucional.

La solución está en el justo medio que enseñaba Aristóteles. Se trata simplemente de reducir el plazo del cálculo, puede ser a 90 años, y hacer que las operadoras de pensiones creen una reserva especial para seguir girándoles la pensión a quienes sobrepasen esa edad. El impacto en los rendimientos sería pequeño, y creo que todos lo aceptaríamos como una medida justa y solidaria.

Lo que es injusto es el sistema actual, como es temeraria la propuesta que se discute en la Asamblea Legislativa.


Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...