Carlos Francisco Echeverría: La borrasca

Situaciones como la actual demandan seriedad, sentido de la proporción y prudencia política.

0

Carlos Francisco Echeverría.

Carlos Alvarado va a gobernar hasta el 8 de mayo de 2022. Luego de la desastrosa administración Solís, y de asumir el costo político de la reforma fiscal (y de la del empleo público, que es la que sigue) su partido no tiene la menor posibilidad de ganar las próximas elecciones.

Eso lo sabe el Presidente y lo sabe cualquiera que siga la política nacional. Si los de la UPAD querían recoger información personal con fines electorales, estaban soñando.

Qué otra cosa podrían querer, nadie lo sabe. Tal vez salga algo de la investigación de la Fiscalía. Los errores y las arbitrariedades en que se incurrió para gestar y legitimar esa oficina pueden resultar, a fin de cuentas, lo más grave de todo. O no. Lo más grave podrían ser las reacciones desmesuradas y los actos teatrales de periodistas y políticos que quieren llevar agua a sus molinos, y que minan la confianza de la gente en la democracia y sus instituciones.

Parecen no darse cuenta de que afilan cuchillos para sus propios pescuezos, abonando el terreno para el populismo y la demagogia. Situaciones como la actual demandan seriedad, sentido de la proporción y prudencia política.

Con esas varas debemos medir la estatura de los opinadores y dirigentes, para saber si podremos confiar en ellos cuando pase la borrasca.

Si le interesa recibir información diariamente:

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...