Carlos Francisco Echeverría: Señales

Tremendo desafío para este gobierno, que se halla en un punto de inflexión histórico, porque si no logra ese cambio las próximas elecciones pueden terminar de descarrilarnos. Mi impresión es que hasta el momento va sacando la tarea, pese a su escaso capital político.

0
Rodrigo Chaves Robles

Carlos Francisco Echeverría.

El nombramiento de Rodrigo Chaves como Ministro de Hacienda ha originado dos tipos de reacciones, ambas previsibles.

De un lado, los aplausos de quienes aprecian que un profesional de esa trayectoria haya aceptado el puesto, renunciando a un alto cargo en el Banco Mundial. Del otro, la sorna y la condena de quienes ven en esos organismos internacionales el brazo siniestro del capitalismo salvaje, y en el nuevo ministro una muestra más de la entrega del Gobierno a los ricos y a la derecha. Esta última actitud permea muchas de las reacciones que vemos en redes sociales y en medios digitales ante cualquier cosa: un nombramiento, una ley, cualquier noticia.

Y no podría ser de otra manera. La inequidad y la exclusión acumuladas en Costa Rica en las últimas tres décadas han dividido al país en dos. Las personas que han quedado fuera del progreso y el crecimiento, hoy desempleadas o con empleos precarios, y en general con un bajo nivel educativo, no pueden sino sentir frustración y escepticismo ante las decisiones políticas, cualesquiera que estas sean.

Y eso no va a cambiar mientras no cambien sus condiciones de vida. Toda razón, todo mensaje chocará contra esa barrera de sospecha y desconfianza. Derribarla tomará tanto tiempo como el que tomó construirla, tal vez una generación. Pero las cosas pueden ir cambiando si la gente al menos ve luz al final del túnel. Un poco más de dinamismo en la economía, una baja del desempleo, alguna mejoría en los servicios públicos, una mejor justicia salarial. Señales concretas de un cambio de rumbo, de un golpe de timón hacia la Costa Rica que siempre hemos querido ser.

Tremendo desafío para este gobierno, que se halla en un punto de inflexión histórico, porque si no logra ese cambio las próximas elecciones pueden terminar de descarrilarnos. Mi impresión es que hasta el momento va sacando la tarea, pese a su escaso capital político.

Para lo que falta, no dudo que un profesional de los quilates del señor Chaves tendrá mucho que aportar.

 

 


Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...