Carlos Manuel Echeverría: El reto de la post pandemia.

Veo como ineludible que el Señor Presidente de la República asuma su papel como gran conductor, más pastor de ovejas que general, del ineludible re enrrumbamiento del país y nuestro aporte al mundo.

0

Carlos Manuel Echeverría Esquivel.

Viene un reto enorme que el país deberá asumir. Se trata de hacia dónde queremos enrumbar a Costa Rica. El reto ya estaba planteado antes de la pandemia; el país, corporativizado como está, cada sector halando para su lado, arrastra una situación socio económica inmanejable, que se expresa principalmente en el creciente déficit fiscal y una brecha también creciente, como lo  señala  el coeficiente de Gini. La riqueza se concentra, el país en general pierde competitividad internacional, hay un vergonzante 22% de pobreza que no disminuye y la responsabilidad con las generaciones futuras de legarles al menos un planeta y una Costa Rica en el caso nuestro,  donde se pueda vivir y progresar, es cada vez más apremiante. El covid 19 lo que ha hecho es agravar la situación y nos fuerza a enfrentar los desafíos con mayor decisión, entereza y prontitud.

No es tarea fácil y requiere que al menos  los sectores más relevantes de la vida socio económica, académica y política del país, se involucren unos con otros para los entendimientos necesarios que con visión estratégica de plazo indefinido, nos conduzcan a un nuevo paradigma de desarrollo y convivencia.

Dicho paradigma debería incluir un modelo de producción, acumulación y consumo más adecuado a las necesidades y posibilidades del país y el planeta, sin perder de vista los vitales requerimientos ambientales, ni las variantes tecnológicas que nos llevan a la IV revolución industrial. Cambios en el sistema político y de disfrute de la riqueza que se genere son  previsibles.

Aunque un proceso transformador del Estado trasciende un gobierno, es sin duda éste el que debe liderarlo. En un país presidencialista como el nuestro, se requiere del liderazgo presidencial que convoque a los sectores hoy en pugna. La decisión política del presidente, debe apuntalarse con el aporte técnico realista y visionario a futuro, que Mideplan  como cabeza del Sistema Nacional de Planificación es el llamado a presentar para el inicio del debate. Sin esa plataforma de análisis, los mencionados sectores darían palos de ciego.

 

El problema es que no veo ni al Presidente ni a Mideplan con la voluntad política y fortaleza técnica respectivamente, para asumir el liderazgo requerido.

Estamos ante una situación muy seria, recién entrando a la OCDE, lo que puede ayudar y con un ineludible, convenio con el FMI, que requiere ser negociado con realismo, audacia y la voluntad de cumplir. Que a nadie se le pase por la mente que se trata de un juego donde el país puede burlar a la comunidad financiera internacional. No es posible, pues la realidad económica se impondrá y se echará de ver, con funestas consecuencias en cuanto a la respetabilidad del país.

Veo como ineludible que el Señor Presidente de la República asuma su papel como gran conductor, más pastor de ovejas que general, del ineludible re enrrumbamiento del país y nuestro aporte al mundo.

 


Carlos Manuel Echeverría Esquivel.
Estudió Administración de Empresas en Babson College.
Docente e investigador universitario.
Exviceministro-subdirector de OFIPLAN. Ex Diplomático en El Salvador, en el SICA y actualmente Presidente en Consultora centroamericana S.A.
Blog:   carlosmanuelecheverriaprogresemos.com cmecheverría@yahoo.com

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...