Carlos Mejía Godoy: El sandinismo está vivo en cada nicaragüense

Carlos Mejía, es más que nicaragüense, también es nuestro, él es un centroamericanista por los cuatro costados.

0

El año 1979 fue clave en la vida de Carlos Mejía Godoy; dejó absolutamente todo, incluso contratos en España para regresar a su querida Nicaragua donde se libraba la Revolución Sandinista que buscaba, como lo logró finalmente, el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle

“Es importante que yo les cuente que en estos días que vine nuestra Nicaragua he puesto mi canción al servicio de esta causa, nunca he estado retirado, como digo yo en alguna canción “los pájaros no sé jubilan” y a través de todos estos años, casi 50 años de vida artística, 75 de vida, le he cantado a Nicaragua”.

Carlos Mejía Godoy, hombre por el cual los años solo han dejado conocimiento, sabiduría, buen humor y sobre todo mucha poesía. Gentil, agradable conversador, de esas personas con las cuales se hace “click” de inmediato, por su sencillez y por supuesto obviamente por ese lenguaje de cantautor, que florece de las entrañas de un personaje más que nicaragüense, centroamericano, curtido por las luchas sociales y refulgente de un vigor envidiable para cualquier quinceañero.

Carlos Mejía, tal vez sea uno de los nicaragüenses contemporáneos más reconocidos y queridos en Costa Rica, por su prosa, su música telúrica, llena de vida y valores que uno no podría dejar de compartir y que nos motiva a abrirle las puertas de nuestras casas.

Carlos Mejía, es más que nicaragüense, también es nuestro, porque él es un centroamericanista por los cuatro costados, que comienza la conversación recordando los años ochenta cuando: “…esa revolución emergió como un río desbocado de participación popular”, recuerda a La Revista.

“Es que algo pasó con la revolución sandinista, que era una de las revoluciones más lindas en la historia de América Latina, tuvimos un comienzo excepcional. En primer lugar, fuimos muy generosos, como bien apuntaba Carlos Fonseca alguna vez, implacables en el combate, generosos en la historia, cosa que no está pasando ahorita porque quienes ejercen el poder en Nicaragua, se creen victoriosos y autorizados a masacrar la población”.

De acuerdo con informe oficial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos los conflictos en Nicaragua ya cobran la vida de cientos de personas, entre ellos jóvenes y niños inocentes.

Sin embargo, pese a este triste panorama, para Carlos Mejía “el sandinismo está vivo en cada nicaraguense”.

“El sandinismo no ha desaparecido de Nicaragua porque sabemos que en cada nicaragüense y lo estamos demostrando, se aloja lo más importante, ese racimo de valores y principios que nos heredaron no solamente Sandino sino aquellos hombres que siguieron su ejemplo y su trayectoria”.

Mejía Godoy asegura que la dictadura de Somoza es una mancha en la historia de Nicaragua que pensaron nunca se volvería a repetir, pero, reconoce, “desgraciadamente” en este momento la historia se repite.

“Nosotros, inspirados en Sandino, enfrentamos a Anastasio Somoza por su voracidad, porque se había convertido en dueño de vidas y de bienes durante medio siglo a vista y paciencia de los Estados Unidos y del mundo”, señala.

Hoy, muchas canciones e historias después, Carlos Mejía le escribe una carta al presidente Daniel Ortega exigiendo que “deje de matar”.

“Cómo es posible tanto cinismo, que mientras está diciendo en un discurso a las siete de la noche en una plaza “queremos la paz, nosotros somos abanderados de la paz” está dando la orden para que maten a los estudiantes que están refugiados en la Iglesia Madre de Misericordia”, expresó.

Le resulta difícil comprender la situación por la que atraviesa su país en la actualidad, diciéndonos con cierto desconsuelo:

“O sea, nosotros que enfrentamos y luchamos contra las injusticias y opresión de los Somoza por su dictadura, le estamos imitando a través de una nueva dinastía, la de los hijos de Daniel Ortega, que aplican el mismo modelo de cómo manejaban las cosas políticas y económicas los Somoza con su familia y asociados al poder.”

De esa forma, el autor del Cristo de Palacagüina recordó con dolor ese episodio; dentro de ese templo murieron dos muchachos:

“Es dramático el vídeo donde una niña se está despidiendo de su madre y le está diciendo: “perdóname mamá, perdóname porque vos preferías que estuviera viendo la televisión y oyendo las noticias por la radio, no mamá yo no podía, tenía que tomar esta decisión y aquí estoy diciendo patria libre y viril”.

Reconoce la gran labor del periodismo y las organizaciones humanitarias en defensa de la libertad de expresión y la defensa de los Derechos Humanos.

“Hay muchos vídeos, hechos por organizaciones internacionales, que demuestran como de una manera absolutamente medieval, se lleva a cabo una batalla desigual entre un pueblo desarmado contras las hordas criminales, donde paramilitares encapuchados que usan camionetas nuevecitas, recién compradas, llegan a los barrios, lleguen a los pueblos y masacre a la población de manera impune”, dijo.

Larga Trayectoria

En sus 50 años de vida artística, afirma que siempre le ha cantado a su país, y hoy más que nunca pone a disposición sus canciones. Muchas de sus melodías están dirigidas al país que lo vio nacer, por ejemplo, “Volveré a mi pueblo” o “Nicaragua, Nicaraguita”.

“A estas alturas yo he escrito 15 canciones, mi hermano Luis Enrique que es también cantor comprometido, ha hecho 20 canciones; hemos inundado los campos y los pueblos de Nicaragua con una canción que ha nacido al calor de estas luchas estudiantiles donde se han incorporado los padres de familia y hasta los niños, han muerto muchos niños de Nicaragua en esta contienda”, expresó.

Agregó que en los últimos años, ha seguido cantando por los derechos del niño, los derechos de la mujer, la lucha contra el sida, el apoyo a los que pelean en Nicaragua también por el medio ambiente.

Reconoce que Víctor Jara, Mercedes Sosa los versos de Benedetti, fueron fuente de inspiración. Y asegura que nunca ha dejado de cantarle a su pueblo.

“Yo le cantaba a los patriotas, a los líderes de la resistencia indígena contra los españoles, le cantaba a los luchadores por la independencia de Nicaragua, le cantaba a los héroes de nuestra América, a Bolívar, a Martín, a Lincoln; en fin, mi canción se mantuvo al servicio de ese testimonio de humanismo y de cultura popular americana animado obviamente en Nicaragua por el folclor de nuestro país que está muy vivo”.

Sobre este mismo tema, asegura que para los cantores igualmente fue un desafío nuevo, una especie de redirección componer canciones en este proceso de conflictos en el que se encuentra sumergido Nicaragua.

“Nosotros creíamos que nunca íbamos a volver a cantar con la lírica y con la épica las hazañas por en pro de la libertad de nuestro pueblo”. 

Sin embargo y a pesar de todos los años de lucha por la libertad del pueblo al que pertenece él:

“El sandinismo está vivo en cada nicaragüense y como yo lo he dicho en una carta los niños y jóvenes que han muerto en Nicaragua no tienen el broche, el carné de la juventud sandinista pero tienen lo mas importante, lo que llamó Sandino, el decoro nacional para que Sandino pudiera decir el hombre que no exige ni siquiera un palo para sus sepultura merece ser oído y no solamente oído sino también creído y estos muchachos de la revolución de abril nos han devuelto la fe, nos han devuelto la energía, nos han devuelto el coraje para luchar cada uno desde su trinchera así que el sandinismo está vivo en Nicaragua como depósito de valores y  de principios.”

Los jóvenes también alzaron la voz por el ambiente

En abril, aproximadamente 300 personas, en su mayoría jóvenes, se aglomeraron frente a la Universidad Centroamericana, para denunciar la “negligencia gubernamental” y la “ineficiencia del Estado” ante el incendio en la Reserva Indio Maíz, calificada por ambientalistas como la peor catástrofe ecológica en la historia de Nicaragua.

“Hace unos meses ocurrió una cosa terrible, un desastre ecológico que se originó en la reserva biológica Indio Maiz, ante lo cual curiosamente el gobierno se cayó cuando siempre corren como emblema de solidaridad con el pueblo. No ha ocurrido un breve temblor cuando ya están la primera dama en la televisión”.

De repente cuando ocurre el incendio en la reserva, que se devora miles de hectáreas de una tierra maravillosa, nadie aparece a dar una explicación. Están encubriendo precisamente aquellos voraces colonos que están ampliando la frontera agrícola, destruyendo nuestros ríos, arruinando nuestra naturaleza,  narró con tristeza Carlos Mejía.

Mejía contó que los jóvenes salieron a las calles a protestar de manera espontánea llamándose “los autoconvocados”, estudiantes universitarios con su mochila cargada de libros, con unas piedras para defenderse y una honda para terminar de expresar que se repite la historia de David y Goliat, David con su honda y el enorme gigante mancillando nuestra tierra.

“Salen estos muchachos a la calle, son reprimidos, hay muertos, desaparecidos, encarcelados, y en vez de retroceder, muchachos desde las diferentes universidades se lanzan de nuevo a las calles sabiendo el peligro que tienen, más represión.”

Pero fue un despertar, la gente dijo: si nuestros muchachos de 15, 17 y 20 años son capaces de salir a la calle y vencer el miedo, ¿por qué no nosotros también?, pregunta Mejía, renovado de espíritu de libertad y de esa lucha por la paz de nunca acabar.

 


 

Carlos Mejía Godoy  es un músico, compositor y cantautor de folklore nicaragüense. Nació en Somoto, departamento de Madriz (Nicaragua), el 27 de junio de 1943. Hijo de Carlos Mejía Fajardo, músico popular, constructor de marimbas y de María Elsa Godoy, maestra de escuela y artesana de pan. Su hermano Luis Enrique Mejía Godoy, tres años menor que él, es también un renombrado músico nicaragüense.

Es uno de los más importantes compositores e interpretes nicaragüenses. Participó activamente en el período de gobierno sandinista (1979 – 1990). Su obra, de contenido altamente social, es muy importante en la historia de la música de Nicaragua y de toda la desarrollada en español.

 

Comentarios

Cargando...