Carlos Víquez: La criminalización de la política en el caso de Óscar Arias (II)

Con los antecedes y el actuar de la Fiscalía ya uno no sabe que se puede esperar, llama la atención la insistencia y el manejo periodístico a que se han prestado sus acciones, encaminadas sin duda al típico juicio político, en el cual sea o no culpable lo acaba siendo por el manejo de la desinformación.

0

Carlos Víquez QuirósAbogado y Administrador de empresas y finanzas (Msc.).

Días atrás escribí un comentario acerca del actuar de la Fiscalía en el caso Crucitas, que involucraría al ex presidente Óscar Arias en actos fuera de la ley. En ese momento critiqué el actuar de la Fiscalía y consideré que se estaba cometiendo posiblemente, un abuso de poder persecutorio de parte de esa instancia, contra el señor Arias, habida cuenta que los Tribunales ya se habían manifestado y llevarlo a juicio no cabía.

Esta semana el señor Arias fue notificado la mediante resolución del Juzgado Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, que declaró el sobreseimiento definitivo a favor de Oscar Arias Sánchez, por prescripción.

En comunicado de prensa los abogados señalan:

“Esta es la segunda oportunidad en que una autoridad judicial declara prescritos los hechos. Recibimos complacidos esta decisión, aunque lamentamos que el Ministerio Público haya reabierto un proceso penal sin que existiera ninguna prueba nueva que así lo justificara, en un caso donde claramente no se cometió delito y donde los hechos están prescritos desde hace tiempo.”

Agregan que Arias impulsó bajo sus administraciones gubernamentales, una política pública favorable a la minería por considerarla beneficiosa para el país, lo que el tiempo le daría la razón.

“Cualquier otra cosa que se diga al respecto, no pasa de ser una mera teoría especulativa, carente de todo sustento probatorio. La verdad, la única verdad, es que en el proyecto minero Crucitas don Oscar Arias actuó plenamente convencido de la legalidad de todos sus actos, los cuales fueron incluso defendidos por la misma Procuraduría General de la República y validados por la Sala Constitucional.”

Con los antecedes y el actuar de la Fiscalía ya uno no sabe que se puede esperar, llama la atención la insistencia y el manejo periodístico a que se han prestado sus acciones, encaminadas sin duda al típico juicio político, en el cual sea o no culpable lo acaba siendo por el manejo de la desinformación. Finaliza el comunicado diciendo que:

“…esperamos que la Fiscalía tenga ahora la lucidez suficiente para cesar en su afán de persecución, tan lejano de su verdadera función y del principio de objetividad, que se supone debe marcarle siempre el rumbo.”

A pesar de esto pareciera ser que la fiscalía no cesará en su afán de hacerle más daño político a don Óscar puesto que ya ha anunciado que apelará la decisión del juez en un capítulo más de la judicialización y criminalización de la política, donde no se discuten principios políticos ni actuaciones político gubernamentales, sino que se individualizan personas para encausarlas hacia la vía judicial con o sin razón, como el caso que he venido comentando.

 

De Carlos Víquez también le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...