CCSS actualiza lineamiento para atención de personas adultas mayores en Hogares de Larga Estancia

• Áreas de salud tienen identificados Hogares de Larga Estancia y coordinan con administradores acciones de educación para la prevención y control de posibles brotes. • Las pruebas a personas trabajadoras y residentes de estos establecimientos consideradas sospechosas, se remiten a INCIENSA para su análisis prioritario.

0

La pandemia por covid-19 llevó a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a adecuar sus servicios y modalidades de atención como por ejemplo en el abordaje de personas adultas mayores que residen en Hogares de Larga Estancia (HLE).

“En estos momentos la población adulta mayor es de aproximadamente 454 mil personas, el 9 % del total de la población del país, y alrededor del uno por ciento del total de la de personas adultas mayores residen en hogares de larga estancia” explicó la doctora Vilma García Camacho, medica especialista en Geriatría y Gerontología y coordinadora del Programa Normalización de la Atención a la Persona Adulta Mayor de la CCSS.

En estos establecimientos las personas presentan una edad avanzada, tienen una serie de padecimientos de salud y conviven en un entorno cerrado con un contacto estrecho con otros residentes y personal, lo que significa un mayor riesgo para el contagio de covid-19.

Para prevenir estas situaciones, la CCSS elaboró el lineamiento “Atención a las personas adultas mayores residentes en Hogares de Larga Estancia (HLE) durante la pandemia de COVID-19” que establece los pasos a seguir desde el área de salud, en coordinación con los administradores de estos sitios, para la atención de casos sospechosos tanto en trabajadores como en las personas mayores residentes.

En octubre, mes de la persona adulta mayor, este lineamiento se actualiza por tercera ocasión, ya que con el avance de la enfermedad también se han ido mejorando los procesos para la prevención y atención de brotes en estos hogares.

El objetivo del lineamiento es prevenir la morbimortalidad en la persona adulta mayor residente en esos hogares de larga estancia, brindando la atención oportuna a esta población de riesgo y principalmente a aquellos identificados como sospechosos o hayan sido confirmados con la enfermedad.

Fortalecer la educación en salud y el acompañamiento

Un actor relevante son las áreas de salud de la CCSS, que tienen la labor de registrar los hogares de larga estancia que existen en su área de adscripción y establecer el contacto con ellos.

“Los datos que hemos ido sistematizando nos arrojan que la edad de los residentes en estos hogares va desde los 60 hasta los 120 años, son personas con edad muy avanzada, con varias enfermedades crónicas, frágiles, con una condición nutricional que quizá no es la mejor por su estado de salud y cuyo soporte social y emocional, durante estos meses, proviene principalmente de los cuidadores del hogar” destacó la especialista de la CCSS.

Por lo tanto, el lineamiento promueve la comunicación del área de salud con los Hogares de Larga Estancia (HLE), principalmente en aquellas organizaciones de bienestar social, sin fines de lucro con la finalidad de promover acciones de asesoría para la prevención y disminución del riesgo de contagio, detalló García.

Entre esas acciones que establece el lineamiento son:

  • Todo personal desde el momento del ingreso al HLE debe utilizar obligatoriamente mascarilla y careta facial, cumplir el protocolo de tamizaje al ingreso (toma de temperatura, lavado de manos, reporte de síntomas).
  • Asesorar al administrador (a) o responsable del HLE para que cuando se identifique una persona trabajadora del Hogar con síntomas como dolor de cabeza, dolor de cuerpo y articulaciones, dolor de garganta, fiebre y tos, perdida del olfato, del gusto o diarreas, no debe ser permitido su ingreso al HLE. Se le debe indicar asistir al área de salud de adscripción para la valoración médica correspondiente.
  • El lavado de manos permanente, antes de cada momento que se tenga contacto con alguna de las personas residentes, o entre residente y residente (en el baño, cambio de pañales, cambio de posición, toma de medicamentos, entre otros). Se debe aplicar de manera obligatoria el protocolo lavado e higiene de manos.
  • Brindar educación en medidas de precaución estándar de bioseguridad, control de infecciones y uso adecuado de los equipos de protección personal durante la jornada de forma preventiva y en caso de que se presente un brote de covid-19 en el HLE.
  • Brindar acompañamiento a los funcionarios del HLE en la implementación de medidas de prevención y control de infecciones, con el fin de que se revise los procesos de desinfección, rutas de materiales contaminados y capacitación en el uso de EPP a todo el personal.

Bajo este lineamiento las acciones de la CCSS a estos hogares, por medio de sus áreas de salud a lo largo y ancho del país, se han abocado en:

  • Asesoría en la prevención del brote.
  • Atención a los residentes de los HLE por medidas alternativas a la consulta presencial (llamadas, videollamadas y otras herramientas de comunicación).
  • Estudio de casos y controles y toma de exámenes para PCR por hisopadas nasofaringes en casos sospechosos. Las muestras se envían directamente al INCIENSA para un procesamiento y obtener resultados más rápidamente para detección temprana y fortalecer las acciones de aislamiento, prevención y protección de los residentes y del personal del HLE.
  • Seguimiento del estado clínico de las personas con covid-19 que por su sintomatología leve puede permanecer en aislamiento en el HLE
  • Traslado y manejo hospitalario y en UCI de las personas residentes de HLE que han presentado infección por covid-19 y que por su sintomatología ameritaran esta atención.
  • La doctora Vilma García comentó que parte de las buenas prácticas que se han ido documentando con el avance y mejor conocimiento de la pandemia está en la necesidad de mantener la asesoría y acompañamiento al personal de los HLE en medidas de prevención de la infección.

El principal riesgo que tienen los residentes de estos hogares de contraer la enfermedad lo representan los trabajadores, quienes son los diariamente salen y entran para trasladarse a sus lugares de residencia.

“Estudio de los casos y contactos de los funcionarios que han sido positivos por covid y que han permanecido asintomáticos para detección temprana de la infección en las personas mayores y fortalecer las acciones de aislamiento, prevención y protección del resto de personas residentes y del personal del HLE es sin duda otra buena práctica para minimizar el ingreso de la covid-19”, resaltó la especialista en Geriatría y Gerontología de la CCSS.

También se destaca en el lineamiento la necesidad de realizar tamizajes periódicos, según disponibilidad de recursos, a funcionarios de los HLE asintomáticos.

/ Luis Alonso Ramírez Vega

 

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...