Ciencias del Mar: Más allá de Jacques Cousteau

Actualmente, cuando muchos jóvenes españoles se plantean su futuro profesional deciden formarse en las universidades. Una de las titulaciones de educación superior que se oferta en España es el grado en Ciencias del Mar.

El famoso explorador francés Jacques Cousteau, nacido el 11 junio de 1910, realizó una importante labor al divulgar la biodiversidad de los océanos y el impacto humano sobre ellos a través de sus documentales. Sin embargo, las Ciencias del Mar son mucho más.

El comandante Jacques-Yves Cousteau en la Haya (1972) con motivo de una conferencia.
Peters, Hans/Anefo

Los licenciados o graduados en Ciencias del Mar u oceanógrafos de formación no somos biólogos marinos. Somos profesionales con un perfil formativo muy diferente al que se asocia con aquella imagen proporcionada por Cousteau y que incluye conocimientos de distintos campos de la ciencia (biología, física, química, geología y matemáticas).

Con nuestro trabajo diario, demostramos que los licenciados o graduados en Ciencias del Mar no somos biólogos marinos, aunque algunos se hayan especializado en biología marina.

Gestión y protección de los océanos

Según la UNESCO, los objetivos básicos de la formación universitaria en Ciencias del Mar son la capacitación de profesionales para, entre otros ámbitos, prestar asesoramiento a administraciones públicas o empresas en materias como recursos marinos, temas medioambientales, impactos en los ecosistemas, etc.

Para conocer, valorar, proteger y gestionar el 70 % de nuestro planeta ocupado por los mares y océanos es necesario formar a los estudiantes en todas las materias básicas que se requieren para el conocimiento integral del océano y las regiones costeras.

Para abordar la dinámica marina, las pesquerías, la explotación de recursos geológicos, la contaminación o la gestión del medio marino y costero se debe tener una base sólida de las materias comunes a las ciencias, así como una preparación específica en otras propias de este medio. Diferentes aproximaciones a los campos de la física, química, biología, geología y las matemáticas, comunes a cualquier rama científica, proporcionan una formación interdisciplinar única que permite entender el océano y los cambios que en él se producen.

El objetivo último es la transferencia de nuestro conocimiento y saber a la sociedad.

Los estudios de Ciencias del Mar en España

La licenciatura en Ciencias del Mar se implantó por primera vez en España en 1982, con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria como pionera. Posteriormente, estas enseñanzas se han ido ofertando en distintas universidades públicas y privadas del país: Cádiz, Vigo, Católica de Valencia, Alicante y Barcelona.

Las Ciencias del Mar forma parte del catálogo de titulaciones que ofertan nuestras universidades y están recogidas en el Registro de Universidades, Centros y Títulos del Gobierno de España, verificadas y acreditadas por ANECA.

El profesional de las Ciencias del Mar destaca por su formación multi e interdisciplinar, su gran capacidad de adaptación, de resolución de problemas, de aprendizaje, de trabajo en equipo y adquisición de competencias.

El perfil profesional es, por tanto, uno de los más diversos y transversales de la universidad española. Los ámbitos profesionales que abarca son muy variados e incluyen distintos sectores como la docencia, la investigación, la gestión y ordenación del medio marino y litoral, los recursos marinos, la administración y agencias internacionales y empresa, entre otros.

Nuestros egresados están muy bien valorados en todo el mundo y ocupan puestos de relevancia en diversos ámbitos tanto en centros y universidades nacionales como extranjeras.

En nuestro país, muchos de los investigadores y profesores de universidades, centros del Instituto Español de Oceanografía, institutos de investigación marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e instituciones científicas de carácter autonómico como AZTI-Tecnalia y PLOCAN son licenciados o graduados en Ciencias del Mar.

Una labor aún poco reconocida

A pesar de las casi cuatro décadas transcurridas, estos estudios universitarios siguen siendo grandes desconocidos, al igual que el mismo océano y las áreas costeras que estudian.

Las administraciones públicas españolas (instituciones autonómicas, cabildos, diputaciones) se suelen olvidar de estos estudios en las convocatorias de plazas que se realizan, muchas de ellas relacionadas directamente con asuntos como la gestión y ordenación de las costas, las pesquerías o el cambio climático. En general, con las áreas de interés en el ámbito marino territorial y en el dominio público marítimo terrestre.

La ausencia de su consideración ha llevado, en muchas ocasiones, a la interposición de recursos personales, la mayoría de ellos sin respuesta.

Después de casi cuatro décadas, es tiempo de que todas las administraciones tengan una idea clara de cuál es la formación que tienen los licenciados y graduados en Ciencias del Mar u oceanógrafos y se cuente con ellos en todas las estrategias y convocatorias relacionadas con sus salidas profesionales.

Algo más que los herederos de Costeau

Tenemos un trabajo pendiente: las universidades y el ministerio correspondiente tienen que transmitir al resto de administraciones y a la ciudadanía el esfuerzo en la formación y la valía profesional que tienen los licenciados y graduados en Ciencias del Mar.

España necesita recuperar los recursos humanos que forma y de los que dispone para afrontar los retos futuros que se plantean a nivel internacional. El lema de las Naciones Unidas para la Década de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible es “la ciencia que necesitamos para el océano que queremos”.

Necesitamos profesionales de las ciencias marinas. Los licenciados y graduados en Ciencias del Mar u oceanógrafos de formación propondrán gran parte de las soluciones para un crecimiento y economía azul sostenibles. Contribuirán así a diseñar medidas políticas y de gestión que protejan el océano y fomenten una mejor administración de los recursos marinos.

The Conversation

María Esther (Miriam) Torres Padrón ne travaille pas, ne conseille pas, ne possède pas de parts, ne reçoit pas de fonds d’une organisation qui pourrait tirer profit de cet article, et n’a déclaré aucune autre affiliation que son poste universitaire.

Publicado originalmente en The Conversation

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...