Clinton Cruickshank: Proyecto pensión consumo y las nuevas garantías sociales para el siglo XXI

Finalmente señalo que si en el pasado, una generación de costarricenses con menos escolaridad pudo forjar un estado igualitario en Costa Rica; cuánto más nuestra generación actual mejor formada, y provista de más y mejores instrumentos, podrá lograr que volvamos a ser una sociedad igualitaria en el Siglo XXI.      

0

Clinton Cruickshank Smith, Ingeniero, M.B.A.

Es fundamental que tengamos muy claro que la justicia social es una conquista nunca acabada. Por lo tanto, es preciso monitorearla y vigilarla permanentemente para asegurarnos de que siga siendo viva, activa y dinámica. Lo anterior, conscientes de que hay reforzarla con nuevas ideas y propuestas para robustecerla en el tiempo. Todo a fin de que responda a las cambiantes condiciones de cada época y, sobretodo, para que sea capaz de mantener a raya a la injusticia que siempre está al acecho en espera de la primera oportunidad para “sentarse en la mesa” sin ser invitada. Por eso, es indispensable mantener un monitoreo permanente de nuestro sistema de convivencia para asegurarnos de que este sea armonioso, y, sobre todo, que facilite la generación de oportunidades para todos.

Para lograr lo anterior, es preciso que, como sociedad, no cesemos nuestra búsqueda de nuevas ideas y propuestas innovadoras a fin de seguir perfeccionando permanentemente nuestro sistema de convivencia, potenciando la concordia y la solidaridad que son las características que lo hacen más funcional.

EL PROYECTO PENSIÓN CONSUMO

Desde hace ya varios años, mi amigo el Dr. Walter Coto Molina, me expuso su extraordinario proyecto social y universalmente inclusivo llamado Pensión Consumo. Una gran propuesta producto de la mente privilegiada de este gran costarricense. Una proposición que viene a reafirmar la vocación solidaria de nuestro país, sobretodo, en estos tiempos en que, el terrible flagelo de la desigualdad ha clavado sus estacas en el corazón de nuestra nación.

Pensión consumo es un proyecto socioeconómico y fiscal maravilloso, dados los efectos positivos múltiples que tendrá para nuestro país, tanto en el campo social, económico, así como en el fiscal. Porque sin duda alguna, su implementación vendría a impactar y resolver simultáneamente varios males que por años venimos padeciendo como sociedad.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO PENSIÓN CONSUMO?

Aclaro que en este espacio no pretendo entrar en el detalle de la propuesta. Por lo tanto, permítanme resumir de qué trata el Proyecto Pensión Consumo en palabras del mismo autor y proponente, el Dr. Coto:

“Es un proyecto que propone la creación de un nuevo régimen de protección social, llamado Pensión Consumo, que contribuirá a la universalización de la cobertura de las pensiones de vejez, y además permitirá mejorar la recaudación del impuesto del IVA. Pretende destinar una fracción de lo que cada ciudadano paga por concepto del impuesto del IVA, para el financiamiento de una pensión de vejez. Es decir, el proyecto reduce el impuesto y destina esa reducción a un ahorro para una futura pensión, basada en una cuenta de ahorro individual. Como todas las personas consumen, eventualmente cada una de ellas tendrá una cuenta de ahorro individual que permitirá financiar, parcial o totalmente, una pensión de vejez.”

Asimismo, el autor señala los siguientes objetivos principales del proyecto, así como los grandes beneficios que este traerá. Veamos:

  1. Frenará o reducirá la evasión en el IVA,
  2. Creará una pensión de vejez a todos y cada uno de los ciudadanos, y
  3. Reducirá la pobreza, redistribuyendo la riqueza.

Además, traerá una serie de beneficios adicionales entre los cuales, destaco los siguientes:

  • Fomentará la inclusión social de todos los costarricenses como adultos mayores.
  • Formalizará la economía y fomentará la bancarización de la población.
  • Mejorará significativamente la situación socioeconómica de los hogares con adultos mayores.
  • Aumentará la eficiencia tributaria mediante la participación activa y contralora de los consumidores que son todos los ciudadanos.
  • Incrementará sustancialmente el ahorro nacional, aumentando la capacidad de inversión productiva y social del país, etc.

En otras palabras, al igual que el capítulo de las garantías sociales impulsadas por el                Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia en la década de los años 40 del siglo pasado, y otras leyes sociales posteriores, como la del aguinaldo, promovido e impulsado por don Luis Alberto Monge Álvarez, las cuales vinieron a crear, reforzar y consolidar el estado de justicia social en Costa Rica en el Siglo XX; el Proyecto Pensión Consumo, vendría a formar parte de la nueva generación de leyes o garantías sociales necesarias para reforzar la justicia social y consolidar nuestro sistema de convivencia en el Siglo XXI.

No obstante, lo anterior, es curioso que este gran proyecto que sólo beneficios traerá, no ha tenido el amplio y decidido apoyo que se supone debería tener de parte de los costarricenses y especialmente de las autoridades políticas nacionales. No fue sino hasta el cuatrienio pasado que la inteligente, activa y briosa Diputada Franggi Nicolás Solano, acogió el Proyecto Pensión Consumo y lo puso a despacho para que fuera conocido y dictaminado positivamente por una comisión de la Asamblea Legislativa. Y, que hoy, el Diputado José Francisco Nicolás Alvarado ha tenido en buen tino de interesarse en él y empezar a impulsarlo. Por lo tanto, esperemos que pronto se convierta en ley de la República.

Permítanme reiterar para subrayar que el Proyecto Pensión Consumo está llamado a formar parte de la nueva generación de garantías sociales necesarias para disminuir la terrible desigualdad existente en nuestro país. Lo anterior es fundamental por cuanto el Siglo XXI es el siglo de las grandes desigualdades sociales.

LA DESIGUALDAD EN COSTA RICA  

He venido señalando, una y otra vez, la vergonzosa situación en que ha caído nuestro país al estar clasificado entre los 10 países más desiguales del mundo. Sí, nuestra tan querida y admirada Costa Rica se encuentra en el sótano en la escala de igualdad social mundial. Por eso, es preciso que fijemos como una de nuestras metas prioritarias, volver a ser un país igualitario en los próximos años. Sin embargo, es claro que la única manera de abandonar la membresía en ese deshonroso club de países desiguales, es realizando los esfuerzos necesarios para lograrlo. Lo anterior, nos obliga a todos, pero muy especialmente a los que están en eminencia, a la afanosa búsqueda de las ideas y soluciones para combatir con denuedo dicha desigualdad que tiene a tantos compatriotas marginados y excluidos, y consecuentemente, sumidos en la pobreza y la miseria.

HACIA LA BÚSQUEDA DE UNA NUEVA GENERACIÓN DE GARANTÍAS SOCIALES

Por todo lo anteriormente dicho, debe quedar claro que al país le urge una nueva generación de proyectos sociales, o sea, una especie de nuevas garantías sociales capaces de eliminar o por lo menor disminuir la creciente desigualdad en que hemos caído. Por eso me entusiasma tanto el Proyecto Pensión Consumo. Y por eso creo que todos deberíamos modelarnos en el Dr. Coto, para al igual que él, cada uno de nosotros “desempolvamos” nuestra capacidad creativa e innovadora para lanzarnos a la búsqueda de proyectos capaces de vacunarnos en contra de los estragos inhumanos de la desigualdad. Desigualdad que amenaza con acabar con nuestro sistema de convivencia.

Concluyo exhortando una vez más, a todos y cada uno de los costarricenses para que hagamos valer nuestra ciudadanía activa, a fin de que, al igual el Doctor Coto, nos esforcemos en buscar y encontrar renovadas ideas (tales como Pensión Consumo) para transformarlas en propuestas que sean capaces de contribuir a establecer una nueva generación de garantías sociales capaces de convertirnos nuevamente en la sociedad igualitaria que fuimos durante gran parte de la segunda mitad del Siglo XX; y que la justicia social siga siendo el principal atributo de nuestra nación.

Finalmente señalo que si en el pasado, una generación de costarricenses con menos escolaridad pudo forjar un estado igualitario en Costa Rica; cuánto más nuestra generación actual mejor formada, y provista de más y mejores instrumentos, podrá lograr que volvamos a ser una sociedad igualitaria en el Siglo XXI.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...