Crucitas de Cutris: tierra sin ley, delincuencia, saqueos, insalubridad y daños ambientales

0

Pareciera que hay algo que el público no alcanza a ver en la tragedia ambiental de Crucitas, donde resulta inexplicable ¿cómo a vista y paciencia de las autoridades del Misterio de Ambiente y Energía (MINAE) y de Seguridad Pública (MSP), salieron del país $196 millones de dólares en oro?, según lo denunció la diputada María José Corrales, representante de la región:

“En un período comprendido entre el 21 de marzo del 2017 y el 9 de febrero del 2018, a finales del gobierno de Luis Guillermo Solís, se realizaron ocho inspecciones en la zona, donde se pudo constatar que el valor económico del oro sustraído fue de más de $196 millones de dólares.”

El Colegio de Geólogos ha interpelado al presidente Carlos Alvarado, para que atienda con la dedicación y apremio que requiere este caótico asunto ambiental y social, ello después de evaluar en el terreno los daños causados, para estos profesionales:

“El Estado costarricense, y en particular el Ministro del MINAE, deben asumir la responsabilidad que les corresponde por mandato de ley de administrar y velar por los recursos minerales que le pertenecen a Costa Rica y a todos los costarricenses. No puede, nl debe el señor Ministro obviar esta responsabilidad, como tampoco debe apoyar propuestas que no demuestren que el beneficio económico, social y ambiental sea mayor y mejor que aprovechar un recurso minero de clase mundial”, aseguró Marlene Salazar presidenta del Colegio de Geólogos de Costa Rica.

El medio regional San Carlos Digital ha publicado detallados reportajes ilustrando tanto los aspectos ambientales como las preocupaciones de una población que paso de su tranquilidad cotidiana a la invasión de foráneos, bandas armadas, prostitución y actos delictivos.

«…las autoridades ya determinaron que junto a la ilegalidad de la extracción del oro, la finca Vivoyet (actual nombre de lo que era el proyecto) se convirtió en sitio de tráfico de drogas, luchas territoriales con armas de fuego, algunas ilegales; y hasta delitos de connotación sexual…»

«¿Qué dicen autoridades? ¿Qué dicen los que lideraron la oposición al proyecto minero? ¿Qué investiga la Fiscalía? ¿Quién y dónde compran el oro extraído?»

El legislador Carlos Ricardo Benavides hizo público un estudio ambiental de la Universidad Nacional que abarcó de febrero hasta setiembre 2018 que analizó muestras de las microcuencas del Caño Crucitas y sus desembocaduras al Río San Juan,  dio como resultado que los peces pequeños pueden causar envenenamiento a sus depredadores, entre ellas: Aves, nutrias y otras especies endémicas de la zona, además y los peces de consumo humano si presentan niveles bajos de mercurio.

“En otras palabras el veneno se propaga por toda la cadena alimenticia, afectando a todo el ecosistema y puede incidir en la salud humana, ¿qué medidas se han tomado durante este tiempo?, ¿qué controles se han implementado en la zona para minimizar el impacto ambiental, pero sobretodo, para proteger la salud de las personas, ¿qué análisis se han hecho en fuentes de agua potable de las poblaciones locales para verificar que no estén contaminadas? » expreso Benavides.

Funcionarios del Ministerio de Salud dijeron ante el Concejo Municipal de San Carlos que el problema de Crucitas se les sale de las manos, debido a la compleja problemática sanitaria, entre otros males sociales, según informa al medio digital La Región, detallando que:

«…no tienen recursos para enfrentar algunas de las problemáticas  como  los casos  de la malaria,  dengue, chikungunya,  leptospirosis, papalomoyos, entre otras enfermedades que se presentan aquí debido a la cantidad de coligalleros, la mayoría indocumentados.»

Aseguran que hay problemas de aguas estancadas, contaminación  de agua con cianuro, carencia de agua potable,  entre otros males sociales.

El ministro del MINAE Carlos Manuel Rodríguez, en visita realizada hace pocos meses en conferencia pública minimizó los daños y prácticamente relevó de responsabilidades al gobierno por los acontecimientos, lo cual generó reacciones de los geólogos vecinos de la región y especialistas en estos temas.

«…Carlos Manuel Rodríguez, asegura que el daño ambiental por la minería ilegal de coligalleros en Las Crucitas (Cutris, San Carlos) es de bajo impacto y pequeña escala» declaró a La Nación.

Por su parte el ministro del MSP Michael Soto Rojas, anunció un gran despliegue policial y aseguró que la zona estaba controlada para así defender los intereses nacionales y traer nuevamente la tranquilidad a la región de Crucitas de Cutris, según declaraciones a Radio Monumental:

«…Michael Soto, afirmó que la situación en el antiguo proyecto minero Crucitas está prácticamente controlada, aunque no erradicada·.

Sin embargo para sorpresa de todos, un grupo de diputados integrado por: María José Corrales, Jorge Fonseca, David Gourzong, Silvia Hernández, Daniel Ulate, Roberto Thompson y Wagner Jiménez, visitaron la zona de Crucitas sin aviso sobre su llegada, para tomar conocimiento y enterarse personalmente de la situación y acciones del gobierno en la zona.

Los legisladores incrédulos ante el desastre que se está llevando a cabo reaccionaron enérgicamente. En palabras de legislador Jorge Fonseca:

«…confirmamos por nosotros mismos todo lo que hemos denunciado en el plenario legislativo y nos hemos quedado cortos, veamos la acción de búsqueda de oro por parte de Nicolás, coligallero de origen nicaragüense que en compañía de sus dos hijos se dedica a esta labor, el representa solo uno de los miles de coligalleros qué hay en la zona, multipliquen su trabajo por miles y saquen sus conclusiones.»

En esta visita inesperada la también legisladora María José Corrales expresó ante la falta de control y desastre ambiental,  literalmente que:

Las denuncias que hemos venido realizando sobre la situación en Crucitas las comprobamos hoy en una visita que hicimos siete diputados compañeros de la fracción de Liberación Nacional en la zona. Conversamos con vecinos y coligalleros y el resultado es una lamentable sensación de alarma y desilusión por el abandono del Gobierno ante esta dramática situación.»

«No es alentador lo que nos encontramos. El desastre ambiental es persistente con una tala indiscriminada de árboles, la invasión de bosque primario y secundario, contaminación de mantos acuíferos y el uso de mercurio para la extracción ilegal de oro. Es increíble que la policía ni siquiera se diera cuenta de nuestra presencia en una zona donde se estima que hay al menos 1.500 coligalleros que hacen su tarea por la libre sin ningún tipo de control.»

«Seguiremos en la labor de denunciar lo que está ocurriendo en esta zona. No podemos admitir bajo ninguna circunstancia el abandono, la impunidad, la falta de controles y la desidia estatal.”

La pregunta inicial sigue sin respuesta: ¿Quién se ha beneficiado y beneficia esta anarquía? ¿Es descuido, incompetencia de las autoridades o se trata de la ·vista gorda»?

El presidente Carlos Alvarado tiene la respuesta ante los aparente escasos resultados mitigadores del desastre de sus ministros a cargo de este tema ambiental, de gobernabilidad y seguridad nacional cuando hay terceros actores invitados a chapotear entre árboles, troncos podridos, barro, mercurio y oro.

 

Sobre el mismo tema le podría interesar:

 

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...