Daniela Gutiérrez Monge: Circo Fantazztico merece nuestro apoyo

Para muchas personas con quienes conversé durante este proceso, el circo es como “un sueño” y para mí también lo es. Un sueño hecho realidad donde se pueden observar los beneficios de contar con espacios no formales para personas infantiles y adolescentes donde se trabaje por medio del arte para acompañarles en su proceso de desarrollo e impulsarles a ser mejor cada día.

0

Daniela Gutiérrez Monge.

Sobre el Circo Fantazztico

En el 2017 inicié el proceso de investigación para mi proyecto de Tesis de Graduación para optar por el título de Licenciatura en Ciencias de la Educación con énfasis en Administración de la Educación No Formal[1].

Este proceso lo inicié contactando a personas relacionadas con el Circo Fantazztico como Karol Barboza, quien me introdujo al mundo de la composición musical para la creación de espectáculos del Circo Fantazztico, y fue quien me facilitó el contacto con don Roland Spendlingwimmer, quien con brazos abiertos me recibió en la casa conocida como “el comedor” para introducirme al proyecto que nació desde el 1996 con la ONG Vida Nueva y presentarme con Carolina Gil, quien ha apoyado el proyecto del Circo Fantazztico aproximadamente desde el 2006.

Desde esa primera visita entendí la importancia de realizar este proceso para recuperar la memoria histórica de uno de los programas sociales más estables del país y Centroamérica y que estaba brindando apoyo y acompañamiento a las poblaciones infantiles y juveniles de la comunidad de San Isidro de Pérez Zeledón y las comunidades aledañas.

Fue un año de ir y venir entre Pérez Zeledón y San José para llevar a cabo las entrevistas, visitas de campo y el acercamiento al grupo del Circo Fantazztico para observar el sentido de pertinencia, pertenencia y de identidad que se generaba en estos espacios.

Conversé con varias personas para obtener información para mi tesis, entre ellas Caro, quien inició como voluntaria y ha acompañado, desde la primera gira, al Circo Fantazztico a Europa en el 2007 y desde entonces continúa trabajando para el Circo, colaborando con la administración, logística de los espacios de entrenamiento en las distintas comunidades y búsqueda de financiamiento para preparar la logística de cada gira que se realiza a Europa cada 2 años.

Conversé también con personas participantes de las comunidades alrededor de Pérez Zeledón. Keivin y Yeudy quienes participaron del Circo durante los años 2006-2008, y Valeria y Deivid Joel quienes se integraron al Circo durante los años 2017-2018. Además, logré contar con la experiencia de una persona voluntaria durante el 2017-2018.

Un breve recorrido histórico del Circo Fantazztico

Desde 1996, la ONG Vida Nueva trabaja con la participación voluntaria de personas europeas para trabajar en proyectos sociales en las comunidades aledañas de San Isidro del General, de ahora en adelante Pérez.

En el 2001, Gerhard Puercher, un voluntario austriaco de la ONG Vida Nueva, inició con la organización de actividades comunitarias alrededor de la práctica del arte circense, teniendo muy buena acogida y manteniendo actividades con las diferentes personas voluntarias. Fue con Tobías y Alejandra, una pareja voluntaria también provenientes de Austria, quienes crearon el concepto del Circo Fantazztico en el 2006 y comenzaron a formalizar un grupo que representara al Circo Fantazztico.

El inicio de la organización del Circo Fantazztico logró exponer el arte creado desde las comunidades de Pérez hacia el mundo. En el 2006 fue la primera gira a México con personas menores de edad, quienes eran constantes en los entrenamientos y a quienes sus padres y madres o personas encargadas les dieran el permiso. Se fueron por tierra y por eso lograron presentarse en diferentes países de Centroamérica.

Fue gracias a esta experiencia cuando se instala el espíritu circense, expresado así por don Roland. De ahí nacen las oportunidades de las giras a Europa, de participar en todos los festivales que se les invita y se les hace posible participar a nivel nacional e internacional.

En síntesis, el Circo Fantazztico le presentó a las personas de las comunidades de Pérez, una oportunidad no solo para exponer a Costa Rica por medio del arte y la cultura en el campo internacional, sino a las propias comunidades de Pérez.

Para lograr su objetivo se cuenta con apoyo de donaciones de entidades internacionales y la producción cultural que también permite recaudar fondos; adicionalmente, se cuenta con el apoyo de las personas voluntarias, quienes buscan participar del Circo y conocer Costa Rica, y el apoyo fundamental de las personas amigas del Circo.

El comedor

“El comedor” que era el único espacio físico con el que contaba el Circo, era una casa donde la gran mayoría de personas voluntarias podían utilizar como hospedaje, se utilizaba como centro de entrenamiento, de ensayo y de bodega.

Me comentaba don Roland que se le puso ese nombre porque a finales de los 90s se dio una condición muy particular en Pérez, donde las personas menores de edad migraban de sus barrios en las afueras de San Isidro del General hacia el centro y vivían en condición de calle. La ONG Vida Nueva, durante varios años, proveía una comida a estos niños y niñas y se intentó trabajar y organizarles por medio de cursos de artesanías, inglés, futbol.

Qué está sucediendo

Actualmente, la Municipalidad de Pérez Zeledón desalojó al Circo Fantazztico de esta propiedad que la habitaban desde hace aproximadamente 18 años. De acuerdo con el pronunciamiento del Ministerio de Cultura, es preocupante la acción del desalojo, desmantelando “el quehacer de una organización de gran trayectoria y tradición en la zona”, palabras de la ministra Guadamuz.

Para secundar lo dicho por la ministra, puedo rescatar la experiencia de las diferentes personas participantes entrevistadas durante el proceso como prueba del beneficio del Circo Fantazztico en estas comunidades. En estas entrevistas se menciona que el Circo les dio la oportunidad de expandir su visión, y la de sus familiares, de viajar, conocer otras culturas, otras personas, también les motivó a permanecer en la educación formal y continuar con la universidad en algunos casos hacia las carreras tradicionales y otras hacia carreras más artísticas. Adicionalmente, una de las cualidades más mencionadas fue el que les ayudó a ser “más independiente”, el “ser buena persona”, exponerse a cosas nuevas y continuar mejorando en lo que ya saben.

La percepción de las familias también es importante, y para la mayoría, se prefería que sus hijos e hijas participaran del Circo y que se mantuvieran lejos de las drogas y la delincuencia, lo cual era visto como lo común en estas comunidades.

De las experiencias más bonitas que logré escuchar fue la de Choco quien fue la primera persona que ha participado como voluntario en el campo de Cabuwazi en Alemania, una escuela de Circo Social. Gracias a Choco se abrieron las oportunidades para las personas que venían detrás. Me comentaba que el Circo fue de gran apoyo durante el proceso, pero también se le asignaban responsabilidades para “aprender hacer las cosas solo porque te vas a ir solo y vas a ir a vivir solo, entonces fue muy bonito, siempre estuvo el apoyo de ellos”.

Para muchas personas con quienes conversé durante este proceso, el circo es como “un sueño” y para mí también lo es. Un sueño hecho realidad donde se pueden observar los beneficios de contar con espacios no formales para personas infantiles y adolescentes donde se trabaje por medio del arte para acompañarles en su proceso de desarrollo e impulsarles a ser mejor cada día.

Considero que el acto de desalojo es lamentable. Entendiendo la legalidad del proceso, era fundamental encontrar soluciones previas a ocasionar un problema mayor a una organización que le ha venido a ofrecer tanto bien a la comunidad de Pérez.

Ni el Circo Fantazztico, ni don Roland, ni el equipo, ni las personas participantes, ni Pérez merecían este golpe. Invito a la Municipalidad de Pérez Zeledón a buscar opciones para que el Circo Fantazztico pueda continuar existiendo e insto a la comunidad cultural de Costa Rica a pronunciarse y apoyar proyectos locales de índole social.


[1] http://repositorio.sibdi.ucr.ac.cr:8080/jspui/bitstream/123456789/8589/1/44113.pdf

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...