Dennis Meléndez Howell, Economista (Ph.D.).

Nunca le había prestado atención al mecanismo que usa el Ministerio de Hacienda para actualizar el “valor de mercado” de los vehículos.

Resulta que, al valor del año anterior, les aplica la inflación (total) del año en curso y a eso le descuenta un 10% de depreciación.

Quien haya hecho esa fórmula está absolutamente perdido o lo hizo con mala intención. La inflación total está influida por el comportamiento de muchos bienes y servicios que nada tienen que ver con el valor de un vehículo. Por ejemplo, lo que más subió en 2022 fue el rubro de alimentos y los combustibles.

Eso no significa que el valor de mercado de cualquier bien de capital se actualiza de acuerdo con ese indicador. Lo apropiado sería construir un indicador específico para el comportamiento del valor de mercado de los vehículos automotores. Y si eso les cuesta mucho, quizás podrían utilizar la inflación subyacente que calcula el Banco Central de Costa Rica oalguno de los muchos indicadores que existen. Pero nunca el IPC.

Definitivamente tiene razón AIVEMA de que eso debe ser declarado nulo por irrespeto de los principios básicos de la economía y desconocimiento de la construcción del índice de inflación.

Avatar

Por Dennis Meléndez

Dennis Meléndez Howell. Graduado en Matemáticas y Economía, por la Universidad de Costa Rica. Magíster en Ciencias por la Universidad de Chile, con especialidad en Desarrollo Económico. Doctorado por la Universidad de Duke, Carolina del Norte (USA), Master in Arts en 1987, y el Ph. D. en Economía, con especialidad en Comercio Internacional y Teoría Monetaria. Inició su carrera como economista en el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). Economista de la firma Consejeros Económicos y Financieros S.A. (CEFSA). Gerente del BANHVI y posteriormente el de Gerente General del Banco Cooperativo Costarricense. Fue Director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la UCR y Director de Estudios Económicos del Fondo Latinoamericano de Reservas. También se desempeñó como Regulador General de la República.