Dennis Meléndez: Ignorancia económica

Lo que la gente no entiende es que lo valioso del acuerdo con el FMI, no es tanto el préstamo, sino en que dará seguimiento a que estemos tomando medidas para corregir nuestro desorden.

0

Dennis Meléndez Howell, Economista (Ph.D.).

La ignorancia económica del costarricense promedio llega al analfabetismo.
1. El gobierno nunca debió esperar a que la situación fiscal llegara al extremo actual. Desde la administración pasada se debió actuar y se ignoró alegremente el problema. Se adujo que iban a reducir gasto y mejorar recaudación. No se hizo nada. Más bien dejaron un enorme hueco fiscal.
2. Este gobierno pidió más impuestos mientras se rebajaba el gasto. Se le dieron los impuestos pero se olvidaron de cumplir su palabra.
3. Irresponsablemente nos llevaron a un punto de no retorno por total inacción.
4. Se nos acabó el tiempo y los recursos. Si el gobierno no logra colocar $9 mil millones en los próximos meses, no tendrá dinero para pagar salarios ni atender los pagos de la deuda. La crisis de 1982 será un juguete en comparación con la que sobrevendría: devaluación, inflación, aumento mayor del desempleo y niveles de pobreza sin precedentes.
5. El gobierno tendrá que hacer los ajustes para tratar de contener la crisis. Tendrá que reducir gastos, con cirugía mayor, no recortando viajes ni papel higiénico, pues esto no le hará ni cosquillas al gasto.
6. La población (dentro de la cual me incluyo) ha repudiado nuevos impuestos. El gobierno dice que no va a vender activos públicos (no está en su ADN).
7. Con eso parece que el costarricense está en un callejón sin salida.  Nadie quiere que se haga nada para evitar caer en el abismo.
8. El gobierno quiere seguir pidiendo préstamos. Y a corto plazo no tiene otro remedio. Pero es tal el desorden y el desprestigio que tiene el país que tendrá que pagar tasas pornográficas para ver si logra convencer a los inversores externos a meter plata aquí. Solo el narcotráfico o los tahúres querrían arriesgar su dinero en una situación tan dramática.
9. Hay una posibilidad para que el gobierno pueda pedir préstamos sin tener que pagar esas tasas tan elevadas: recurrir al FMI. Esta institución le prestaría hasta $1750 millones en tres años. Bastante poco para las necesidades que tiene el gobierno pero a una tasa tres o cuatro veces más bajas que las que  habría que pagar en el mercado.
10. Lo que la gente no entiende es que lo valioso del acuerdo con el FMI, no es tanto el préstamo, sino en que dará seguimiento a que estemos tomando medidas para corregir nuestro desorden. Esto es un mensaje a los mercados de que hay una esperanza de una situación en vías de arreglo y los inversionistas puedan creernos, y las tasas de interés que tendremos que pagarles para invertir no tendrán que ser tan altas.
11. Claro que el FMI deberá verificar que estemos comprometidos con el ajuste y que este sea realista. La gente parece estar contra esto como si tuviésemos otra salida y como si eso fuese deseable.
12. Claro que podemos olvidarnos del acuerdo con el FMI, como dicen algunos alcaldes y hasta economistas (??). Pero eso no significa que no tendremos que hacer el ajuste. O lo hacemos o lo hará el mercado de la manera más dolorosa.
13. Sin acuerdo con el FMI, no solo no nos libra de medidas dolorosas, sino que además, tendrán que ser tres o cuatro veces más fuertes. Habrá que conseguir préstamos a tasas de usura, los gastos por intereses se llevarán una proporción mucho mayor de los  impuestos que todos pagamos y el gasto tendrá que reducirse mucho más: el gasto público si el gobierno es valiente y lo baja. O el gasto privado, si el gobierno de nuevo hace que sea el sector privado el sacrificado.
14. La alternativa es clara. Si usted tiene que sacarse una muela, ya sin remedio, puede escoger cómo hacerlo: con anestesia o sin ella.
15. Quienes crean que pidiendo que no haya acuerdo con el FMI le van a hacer un favor a la gente, lamentablemente hay que decirles que su gran ignorancia va a hacer que todo el ajuste recaiga sobre toda la población, pero con especial ensañamiento sobre la más indefensa. Promover eso es una absoluta irresponsabilidad. Lo peor es que hay gente que está conciente de eso y actúan de mala fe. Están movidos por objetivos espúrios.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...