Dennis Meléndez Howell, Economista (Ph.D.).

¿Recuerdan cómo el actual ministro de Hacienda, antes de dar el brinco desde el INS, donó al gobierno ¢75 mil millones porque no los necesitaba? (Algo así como cuando el ministro Mora, de Educación, casualmente se encontró ¢15 mil millones que no necesitaba y se los regaló a las universidades).
Ahora se anuncia que las compañías de seguros (principalmente el INS) incurrieron en fuertes pérdidas en el primer semestre de 2021. El INS perdió ¢59 mil millones. Si no hubiera sido tan generoso con el gobierno, en estos momentos no tendría de qué preocuparse.
A los funcionarios públicos, especialmente los de las rama de seguros, hay que contarles la fábula de la hormiga y la cigarra.