Dennis Meléndez: ¿Quién va a pagar los platos rotos de las impericias del aguacate?

Y mientras tanto, la Fiscalía absolutamente pasiva. Incluso cuando ya los jueces tienen abiertamente por demostrado que hubo incumplimiento de deberes y un claro prevaricato (emitir resoluciones ilegales a sabiendas), no muestra el más mínimo interés en mover un dedo para actuar.

0

Dennis Meléndez Howell, Economista (Ph.D.).

Los costarricenses seguimos sufriendo y pagando muy caro el capricho proteccionista de prohibir, arbitrariamente, la importación mexicana, obligándonos a consumir pésima calidad y a precios al doble de antes, o peor, a dejar de consumir.

Y ahora, los tribunales condenan «al Estado» (es decir, a los mismos perjudicados de la siniestra ocurrencia) y deberemos pagar daños y perjuicios a los importadores, compensándoles todo lo dejado de ganar en cuatro años y los venideros, mientras queda en firme la sentencia. O sea, ¡tras cuernos palos!

Y si en algún momento, Mr. Trump destraba la parálisis de la OMC, se nos viene otra sanción muchas veces mayor. ¿Y quién la pagará? De nuevo, nosotros, por partida triple.

Y mientras tanto, la Fiscalía absolutamente pasiva. Incluso cuando ya los jueces tienen abiertamente por demostrado que hubo incumplimiento de deberes y un claro prevaricato (emitir resoluciones ilegales a sabiendas), no muestra el más mínimo interés en mover un dedo para actuar. Extraño, pues en otros casos, llegó hasta lo irascible en su obstinación, pero en este, como en muchos otros: «¡No es conmigo!»

Esas son las enormes ventajas de las «redes de cuido».

 

Si le interesa recibir información diariamente:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...