Dennis Meléndez: “trocha fronteriza”

0

Desde un principio lo dije. Un grupo de fascinerosos se aprovechó de las circunstancias para hacer chorizos con una obra tan estratégica como la llamada “trocha fronteriza”. Eso ensució un proyecto tan noble.

La estafa ideada por esos delincuentes implicó el desfalco de fondos por menos de mil millones de los veinte mil invertidos hasta entonces. El resto se transformó en obras que aún prestan servicios a la zona. Lamentablemente, el gobierno siguiente no le dio continuidad al proyecto y dejó que muchas de las obras iniciadas se deterioraran.

Eso fue un costoso error de esa administración por lo cual debería rendir cuentas, al igual que quienes usurparon los recursos públicos.

Ahora, a esperar que los tribunales castiguen a quienes faltaron a la moral, la probidad y el derecho. Lástima que no se continúe este proyecto hasta llevarlo a ser una verdadera ruta fronteriza que ayude a salvaguardar nuestra irrespetada frontera.

No podemos renunciar al progreso solo por la suspicacia de que en todo lado hay corrupción. En este caso de la trocha se hizo lo correcto: se identificó un fraude, en que estuvieron involucrados empresarios y controladores de Conavi. De inmediato se hizo la denuncia al Ministerio Público y se señaló a los responsables.

Eso no debió ser obstáculo para detener el proyecto. Costa Rica necesita una ruta fronteriza de mar a mar. ¿Qué necesidad hay de que las importaciones de Limón a Liberia tengan que venir al valle Central?

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...