Difícilmente perfecto

En política, nunca es buena idea comparar una reforma con "la reforma ideal". Hay que compararla con la situación que prevalecería si la reforma no se aprueba.

0

Leonardo Garnier Rímolo, Economista.

Este es el meollo de la discusión fiscal, bien planteado por Ching David: «el plan no es perfecto, pero dudo que se pueda afirmar que es más regresivo que nuestro sistema actual y definitivamente es menos regresivo que las consecuencias que podría traer un eventual impago de la deuda».

En política, nunca es buena idea comparar una reforma con «la reforma ideal». Hay que compararla con la situación que prevalecería si la reforma no se aprueba. Y si bien el plan que está en la Asamblea Legislativa «no es perfecto» y aún puede mejorarse en el Plenario, ciertamente es mejor – incluso en términos de progresividad – que el sistema tributario que hoy tenemos. Votar contra el plan por «regresivo» es equivalente a votar a favor del sistema vigente… ¡que es más regresivo!

Ching David.

Hay muchísima tela que cortar en el tema del plan fiscal, pero creo que hay unas aclaraciones muy importantes que hay que hacer a la hora de tener una discusión verdaderamente informada. No pretendo ser una autoridad o un experto en el tema, pero si he visto que (no se si adrede o no) se ha ignorado, o al menos no se ha ahondado, en algunas anotaciones muy importantes para comprenderlo. Primero algunos puntos generales:

1) EL plan fiscal está en plenario, esto significa que a estas alturas, la bola, más que en la cancha de la Presidencia, está en la Asamblea Legislativa. En la discusión se pueden discutir mociones anteriormente rechazadas (y hacer cambios muy importantes al proyecto desde ahí) pero no se pueden presentar nuevas.

2) Costa Rica está colocando deuda a un interés muy alto y a periodos muy cortos de tiempo. En español, esto significa que quien le presta dinero al estado para que este funcione no está confiando en que el estado logre devolver esa deuda, por lo tanto, está exigiendo garantías. El «precio de pedir prestado» es mayor porque se teme que Costa Rica se vea obligado a decir «no puedo pagar». En otras palabras, resolver el problema fiscal es urgente, si no , la capacidad del estado de funcionar, los programas sociales, los salarios de los empleados públicos, etc… se pueden ver comprometidos si no se pasa algún plan fiscal.

3) Pasar un plan fiscal requiere muchísima negociación, y casualmente esta negociación cae en un momento en que el Congreso está particularmente dividido. Echar el plan abajo y empezar de cero implica un proceso que puede tomar varios años en un contexto en el que no tenemos tiempo.

Dicho esto, voy a aclarar algunas cosas que creo, no están claras en las premisas del plan actual.

1) Con respecto a las cooperativas. Es cierto, estas están exentos de impuestos de renta actualmente, y en el plan actual lo siguen estando. Esto abre para que corporaciones como Dos Pinos (que pese a ser el mayor productor de leche sigue siendo, al menos legalmente, una cooperativa) no paguen impuestos por sus ganancias. Esto es grave, pero afortunadamente, aún se puede rescatar en plenario reviviendo una moción presentada por el PUSC.

2) Con respecto a la famosa cifra del «8% del evasión fiscal». La cifra llanamente es confusa. Esto viene de un estudio que comparó el potencial de recaudación de Costa Rica con la recaudación actual y concluyó (hace varios años ya, por lo que puede estar desactualizado) que esa diferencia es del 8%. Al leer este estudio hay que tomar varias cosas en cuenta. La principal, esto mete evasión y elusión en un mismo bote, por lo que esa cifra no es sólo por evasión. Pero también hay que tomar en cuenta que, si hay exoneraciones (que actualmente las hay) y que si el impuesto al consumo es importante para la recaudación (que actualmente lo es) los patrones de consumo juegan un papel importante y aún así, esa diferencia se explica por más cosas que sólo evasión». Estudios que toman esto en cuenta señalan que el problema de evasión en Costa Rica, si, es grave, pero no es ni del 8% del PIB, ni de los «peores del mundo».

3) Con respecto al tema de los canales de televisión; Hay razones para estar verdaderamente indignado por el daño que estos le hacen al erario público, pero estas razones no tienen que ver con el plan fiscal en sí. El negocio de los canales es vender publicidad, como cualquier servicio, este está atado a los mismos impuestos que todos los servicios. Si, existe el precedente de evasión fiscal en estos medios, pero la evasión fiscal es un delito tanto actual como en la nueva legislación, por lo que no es un tema de «la legislación». También existe el tema de los canones para el uso del espectro radiofónico, en el que yo estoy tan indignado como cualquiera, (y desde hace mucho) pero eso no es un tema de impuestos y no tiene que ver con un plan fiscal.

4) Con respecto a las pensiones de lujo. Esto es un derecho adquirido y no, no se puede eliminar vía decreto. Se pueden taxar (que ya se hizo) se puede evitar su crecimiento (que ya se hizo) y se puede renunciar (que si, el Presidente y demás figuras podrían hacerlo) pero no, una o dos o tres pensiones de lujo no van a cambiar el problema fiscal.

Con todo esto ya me extendí más de lo que quería pero en fin, el plan no es perfecto, pero dudo que se pueda afirmar que es más regresivo que nuestro sistema actual y definitivamente es menos regresivo que las consecuencias que podría traer un eventual impago de la deuda. Sí, está bien hacerle las críticas al plan, yo mismo tengo muchas y creo que dista mucho de ser perfecto. Pero si no hay una solución clara y viable para resolver el problema en lo que queda del año, no creo que sea responsable poner a Costa Rica a las puertas de un «default». Además aún si se aprueba, el plan no estaría escrito en piedra, aún se puede reformar a través de proyectos de ley y también se puede hacer de nuestro sistema tributario uno más justo mediante otras formas (como la propuesta del diputado Villalta de taxar los monocultivos). Esto no es un «TLC» o un «Combo» que si se archiva en el congreso seguimos nuestras vidas. Si esto se archiva hay que buscar una solución clara, viable y creíble… La ausencia de esta solución es lo que me preocupa.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...