Diputado Roberto Thompson increpa a Rector de la UNA

Es en defensa de la educación superior, de la correcta inversión de los fondos públicos y de las prioridades de esa inversión en momentos de crisis donde cada colón cuenta.

0

Roberto Thompson, Diputado.

Soy orgullosamente graduado de la Universidad de Costa Rica. Promotor de la creación de la Universidad Técnica Nacional. Como Alcalde de Alajuela promoví la inversión en nuestros centros educativos públicos, convenio de apoyo mutuo y el uso de parte de terrenos municipales en la construcción de la Sede Interuniversitaria Regional.

He sido defensor de la educación pública con hechos, no con palabras. Fiel creyente de que el Estado costarricense debe fortalecerla en todos sus niveles como instrumento de cambio.

He sido además promotor del rescate de las espacios públicos para promover la vida en común y el mejoramiento del entorno. En mi paso por la Alcaldía de Alajuela impulsamos importantes proyectos en esa ruta y en la promoción del arte y la cultura.

La difícil situación fiscal que vive el país nos obliga a tomar decisiones. Probablemente impopulares, pero responsables. Se ha pedido a todos, ciudadanos, empresarios y sectores productivos, socarnos la faja y aportar. Ser parte de un sacrificio común para solventar la crisis.

Por eso choca lo ocurrido en la UNA y así lo hemos denunciado. Más allá de las justificaciones que podrían dársele al proyecto, la Verónica no está para tafetanes!

Cierto, son recursos “propios” de la Universidad, pero provienen del FEES, mediante transferencias que hace el Estado dentro del presupuesto nacional y producto de los impuestos que pagamos todos los costarricenses y que para el próximo año fue alimentado además con 15.000 millones adicionales de “sobrantes” del MEP. Cierto, estaban presupuestados dentro del rubro de inversiones, pero bien sabemos qué hay mecanismos para modificar su destino por razones de oportunidad.

No se justifica tal “inversión” cuando la misma Universidad tiene otras carencias, cuando se podrían construir más sedes regionales para los jóvenes de zonas rurales, u otorgar más becas de estudio. Cuando ese dinero podría mitigar necesidades reales de otras de las Universidades, o las múltiples y evidentes carencias de cientos de centros educativos en todo el país en algunos en los cuales, los estudiantes deben usar escusados de hueco y latas.

No se justifica porque es nuestra obligación entender que los recursos vienen de una sola fuente, y que el proceso educativo es uno solo y que fortalecerlo integralmente con lo pocos de que disponemos es necesario, si realmente queremos dar formación a las nuevas generaciones de costarricenses para insertarlos en las nuevas realidades y dar pasos firmes en el progreso y desarrollo de nuestro país.

No es por lo tanto, un ataque personal contra el Señor Salom, a pesar de su prepotencia marcada, y mucho menos contra la Universidad como él lo ha querido plantear. Tampoco que hablemos sin saber o qué lo hagamos por razones políticas. El fue diputado y como él lo hizo entonces, hoy corresponde hacerlo a nosotros. Se equivoca y ofende con su argumento!

Es precisamente en defensa de la Universidad y de sus miles de estudiantes y de los miles que por diversas razones no han tenido la oportunidad de ingresar en ella que hemos levantado la voz.

Es en defensa de la educación superior, de la correcta inversión de los fondos públicos y de las prioridades de esa inversión en momentos de crisis donde cada colón cuenta.

La ciudadanía está indignada! Esperamos que se tomen las decisiones correctivas que se han planteado ya! Estaremos atentos y vigilantes de que así sea!!!

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...