La Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda decomisó este viernes 22 millones de unidades de cigarrillos no declaradas, las cuales venían en dos contenedores que ingresaron desde Panamá por Puerto Moín.

Este operativo contó con el apoyo de la Aduana de Limón y de las autoridades miembros del   Programa Global de Control de Contenedores que inició operaciones el pasado 23 de setiembre en Limón.

La carga fue declarada como envases de bebidas a favor de una empresa de responsabilidad limitada inscrita en Costa Rica, no obstante, tras atender una alerta de la División de Inteligencia de este cuerpo policial, la Unidad de Control Portuario del Programa Global de Control de Contenedores encontró los cigarrillos detrás de unos bultos con 112 mil unidades de envases plásticos.

De inmediato, PCF coordinó la dirección funcional ante la Fiscalía de Limón, la que ordenó el decomiso de la totalidad de la mercancía (cigarrillos y envases), así como el de ambas unidades de transporte.

“Con este fuerte golpe al contrabando ratificamos una vez más el compromiso del Ministerio de Hacienda para enfrentar el comercio ilícito, y evidenciamos la efectividad del Programa Global de Control de Contenedores iniciado recientemente en el país.  Seguiremos coordinando acciones con las diferentes autoridades para proteger a nuestra población y combatir el crimen organizado que tanto daño hace a las finanzas públicas y a la salud de las y los costarricenses”, enfatizó Elízabeth Guerrero, viceministra de Ingresos de Hacienda.