Edgardo Araya: “Celebro que el gobierno empiece a pagar su deuda con Chánguina”

Candidato del Frente Amplio celebró la compra de tierras para las y los campesinos de la zona de Osa

“Celebro por todo lo alto la decisión del Gobierno y del INDER de comprar la finca Chánguina y con ello avanzar en una solución definitiva al conflicto de tierras con pequeños productores y productoras de esa zona de Osa.” Esta fue la reacción del candidato y diputado frenteamplista ante la decisión del gobierno de obtener las tierras en disputa en la finca Chánguina.

“Saludamos a las comunidades campesinas de las fincas Chánguina y Térraba en Palmar Sur de Osa, tras la noticia de que al fin, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural expropiará las tierras para dar una solución definitiva a estas familias.

Esto sólo fue posible gracias a la lucha organizada campesina, que tuvo que aguantar la garroteada que este mismo gobierno les propinó en el puente del Térraba en Palmar Norte. Hoy las detenciones que se dieron en aquella época fueron declaradas ilegales y el desalojo fue declarado improcedente. Estuvimos con ellos y ellas en el puente, luego acompañándolos en Tribunales. El triunfo es de ellos y ellas pero me alegra haber aportado nuestro granito de arena contra la inutilidad e inoperancia de este Gobierno.

Recordamos y agradecemos, con cariño, la confianza que estas comunidades depositaron en nosotros y que nos permitió acompañarles en la toma del puente sobre el río Térraba y en los procesos judiciales que hace poco más de dos años, culminaron satisfactoriamente, con la orden del Tribunal Contencioso Administrativo de no desalojar a las personas ocupantes.

 

En nuestro paso por la Asamblea Legislativa, que ya casi culmina, esta fue una de las luchas de mayor importancia para nosotros, estuvimos varios meses estudiando opciones legales, contra viento y marea, para que el Estado no desalojara a las familias un 25 de diciembre. Siempre, estuvieron muy de cerca los líderes y las lideresas campesinas, con el dedo en el renglón, acompañando, guiando, recomendando y así, llenándonos de fuerza y esperanza para encontrar alternativas, aún cuando parecía imposible y las autoridades rechazaban cualquier propuesta.

La organización y el compromiso de lucha de estas familias campesinas, no solo nos motivaron en aquel momento, también hicieron posible que se evitaran los desalojos, y hoy, les permite recuperar la esperanza de que habrá una solución definitiva y se podrán quedar trabajando sus tierras.”

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...