Editorial: Cansancio y vacío es el precio de la indiferencia (incluye podcast)

Si tan sólo nos percatáramos que el precio a pagar es el de la vida misma, tal vez eso nos ponga a reflexionar y hasta quizás lleguemos a cambiar.  

0

Hemos escuchado decir, que la crisis de esta nueva ola pandémica nos ha llegado como resultado de una población cansada, hastiada de tanta medida restrictiva y por el confinamiento durante tantos meses. Eso influye, pero lo que en realidad está matando, es lo que el laureado escritor José Saramago llamaba el mal de nuestro tiempo: la indiferencia, amiga de la ausencia de responsabilidad y compasión hacia el otro.

Esta notable indiferencia, es quizás también la consecuencia del orgullo, la arrogancia  y hasta la soberbia de muchos jóvenes, pero también adultos, con respecto a lo que implica el valor de asumir conciencia, ante una situación como la que hoy experimenta la humanidad.

Como especie somos indolentes; ya eso está claro con respecto al ambiente y entonces los problemas que arrastramos, no son sino consecuencia de nuestros propios actos irreflexivos y de las torpes decisiones.  Lo cierto es que muchos no se toman lo que está ocurriendo en serio, o sólo lo hacen hasta que la desgracia y la fatalidad, pasa tocando a su propia puerta.

¿Por qué este vacío del alma en tantos y por qué estamos tan dispuestos a provocarnos  daño y aún más a provocarlo en los seres amados?

Hemos visto las súplicas de los médicos y de las autoridades de salud, apelando a la sensatez de la gente, para que haga caso y tome las medidas de precaución necesarias; evitando la tragedia y rescatando la mayor cantidad de vidas posible.

Lo terrible sin embargo, son los oídos sordos a los consejos y a tantas advertencias.  Nada parece permitir alcanzar un resultado positivo, y por el contrario, se continúa provocando dolor y sufrimiento a muchas familias.

¿Cuánto más hará falta para calar en la conciencia de tanta indiferencia e irresponsabilidad de  compatriotas, no sólo hacia los demás, sino también hacia los propios seres queridos y también hacia ellos mismos?  Este cinismo que estamos enfrentando en realidad no es natural y ésta parálisis de insensibilidad mayúscula cuesta muchas vidas.

Lo cierto también, es que no existe un sector específico al que pueda atribuírsele responsabilidad. Esta situación se vive tanto en zonas urbano-marginales, como en áreas rurales y también en plena capital. Son muchos desafortunadamente, los que hacen caso omiso a las medidas de protección, por las que se clama para detener la expansión del mal.

La forma de abordar esta fase de la situación es muy compleja y por tanto se debe combatir esa indiferencia. Los servicios hospitalarios se encuentran saturados; ya hay muchas personas haciendo fila por ingresar, y el comportamiento manifiesto en las calles, evidencia la horrible contradicción que el país está viviendo.

Esta tarea es entonces de todos, no sólo para las autoridades sanitarias, o las policiales en control de los eventos sociales irracionales, también lo es para cada quien. Una lucha, en la que definitivamente todas, absolutamente todas y cada una de las manos cuentan.   Aunque algún día saldremos de esta larga pesadilla, lo insensato pensemos, es el alto costo en vidas de quienes buscaron protegerse, mientras otros hacían fiesta; en orgía de indiferencia e irresponsabilidad social.

Desde estas páginas, La Revista ha venido generando opinión responsable sobre estos temas y ha actuado como parte de un grupo de la ciudadanía en un amplio programa de protección ante el COVID-19, con grandes éxitos. Quisiéramos sin embargo que la ciudadanía toda reaccionara y el sentimiento de solidaridad sobrepase al de la indiferencia y se extendiera de frontera a frontera.

Así las cosas, llamamos a percatarnos que el resultado de nuestras actitudes, determina el precio a pagar por la vida misma y que tal vez, eso nos ponga a reflexionar y hasta quizás lleguemos a cambiar en beneficio propio y colectivo.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box