Editorial: Conversar – Indispensable para retomar el camino (podcast incluido)

Lo importante en este momento es desear,  y más aún, contribuir al éxito a quienes asumen la responsabilidad de este esfuerzo mancomunado.

0

Recordando aquella vieja frase que dice  “Ni son todos los que están, ni están todos los que son”,   la irrefutable verdad,  es que el diálogo multisectorial propuesto en estos días por la Presidencia de la República, con la participación del Presidente de la Asamblea Legislativa nos ofrece por primera vez en mucho tiempo,  una  oportunidad valiosa para iniciar el imperativo diálogo social.

Este es a  nuestro juicio  un paso en la dirección correcta, aunque por supuesto insuficiente ante la magnitud de los problemas que nos aquejan como colectividad.  En este caso las reglas del juego han sido definidas y  los encuentros se focalizan en el propósito específico de solventar déficit fiscal en el corto plazo, siendo esta sin duda alguna la prioridad. Ello permitirá tender un puente entre la situación actual de la sociedad costarricense y el anhelo de avanzar responsablemente mediante esta herramienta,  para permitirnos luego atender temas estructurales.

La cantidad de actores llamado a los encuentros es exorbitante y desproporcionado para unos, mientras bueno y  suficiente para otros. Algunos esperaban que todo el crisol de la democracia de este país se vea reflejado en una mesa de diálogo, lo cual es imposible.  Fueron convocados 29 representantes de los cuales 25 son propiamente de la sociedad civil y cuatro del poder ejecutivo. Es posible que el balance entre aquellos del sector público, la sociedad civil y particularmente los del sector privado, deba ser mejorado, sin embargo eso no debería demeritar este esfuerzo inicial.

Fue acertado además, haber escogido e invitado al “Estado de la Nación” en calidad de facilitador técnico del proceso de consulta, cuyas características son complejas. No menos importante ha sido comprometer a la Asamblea Legislativa en la figura de su Presidente, como un actor relevante adjunto. Las fracciones partidistas que conforman la Asamblea Legislativa, podrán conocer de primera mano, aquellos aspectos y temas que puedan ser atendidos mediante iniciativas de ley, al tacto de la dinámica misma del proceso. Así las cosas, mediante esta iniciativa del Poder Ejecutivo, se enderezan una serie de yerros que se habían venido cometiendo en este tipo de convocatorias. A la tercera la vencida podría deducirse.

El problema objetivo de  falta de credibilidad y desconfianza que ha generado el Poder Ejecutivo no es algo que fácilmente se pueda resolver,  sin embargo ahora lo que cabe es iniciar cuanto antes este proceso. Si bien es cierto el tema a resolver es limitado; con temas gruesos aún en el tintero, lo cierto es que por algún lado había que empezar sin más tiempo que perder. Es notorio el hecho que han quedado por fuera Rescate Nacional, por mantener el movimiento su posición intransigente y cuyo liderazgo dicho sea de paso se ha fragmentado. Ahí hay también  gente valiosa, aunque los hechos evidencian que la situación ha escapado a su propio control, tornándose muy violentas sus manifestaciones.

Lo importante en este momento es desear,  y más aún, contribuir al éxito a quienes asumen la responsabilidad de este esfuerzo mancomunado. Posiblemente vendrán otros ajustes, de modo que los organizadores puedan incluir nuevos insumos para facilitar el diálogo y logren alcanzar  los resultados esperados. La oportunidad de salir adelante es ahora o en verdad nunca. Esta es la alternativa sobre la mesa para corregir el rumbo y debemos asumirla responsablemente.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...