Editorial: Desenlace de unas elecciones complejas (podcast incluido)

El Trumpismo se ha encargado de dejar la raíz de la discordia muy bien sembrada. Así que veremos cuál es el resultado final de esta etapa tan compleja y esperamos suceda lo que anhelamos suceda.

0

Los días que vienen son demasiado difíciles para los norteamericanos. Su Presidente se ha encargado de provocar unas heridas muy profundas en la sociedad, y aunque lo cierto es que las  viejas heridas siempre han estado ahí, han sido reabiertas en forma deliberada, utilizando como caldo de cultivo, algunas condiciones objetivas existentes. El actual estilo de liderazgo personalista a ultranza; autoritario en una sola palabra,  ha metido el dedo con saña en cada una de las recientes cicatrices de esas heridas, por lo que es imposible no provocar dolor, confusión y temor entre los sectores más vulnerables del pueblo norteamericano.

La pandemia en realidad sólo ha venido a agudizar el dolor de un sector consciente de la población, pero ha puesto igualmente en evidencia  la ignorancia y la soberbia del otro. No se puede negar tampoco que el desencanto y la pérdida de fe en la democracia, así como en la institucionalidad, hayan provocado condiciones,  que posibilitan a estos tipos de liderazgo populistas, emerger y clamar a gritos por tener su propia tierra prometida. Por otra parte los Estados Unidos, en lo que pareciera ser una característica de la sociedad global, enfrenta varios problemas de forma simultánea: políticos, sanitarios, económicos y sociales. Estas situaciones han adquirido el deforme rostro del autoritarismo,  y cuyo impacto posee terribles consecuencias para la sociedad civilizada.

El escenario que se vislumbra de tensión, puede desembocar sin duda alguna en manifestaciones violentas no tan fácilmente controlables. Se han sembrado vientos y por tanto se cosecharán tempestades. Se trata de una especie de visión que viene tomando forma, debido a la obsesión del poder de quien la provoca.

Nos recuerda aquel cuento de Gabo llamado “La Profecía Autocumplidora”, en él se narra que la partera del pueblo; a raíz de una situación que le causa un gran disgusto personal, anuncia que en el pueblo ocurrirá una gran desgracia. Ella con todos sus actos, manifestaciones e intenciones, divide a las dos familias principales del pueblo, provocando toda clase de intrigas entre ellas, lo cual culmina con muertes en ambos bandos. Al final terminan haciéndose todos daño y nadie es eximido de sufrir en carne propia alguna vejación. La última escena es la del pueblo en llamas a causa de un voraz incendio, evidentemente provocado. La vieja monta en la parte trasera de una carreta, para huir en caravana junto a otros pobladores…y mientras se distingue claramente el incendio a lo  lejos desde una colina, la vieja partera exclama “Ve, se los dije… que en este pueblo ocurriría una gran desgracia”.

Es evidente que el deseo es que nada de eso ocurra, pero lo que estamos señalando es que se ha regado tanta gasolina y encendido tanto fósforo, que fácilmente lo indeseable puede manifestarse, con la actitud de alguien o de algunos, que caigan en la trampa de la irracionalidad y el odio, como ha ocurrido no pocas veces en la historia.

Lo ideal es que el pueblo norteamericano, pueda poner a Trump en pausa, y mediante el ejercicio democrático deshacerse de él, pero eso para que ocurra está por verse, no importa cuanto lo anhelen tantos millones de personas, en los Estados Unidos y también en el mundo. El Trumpismo se ha encargado de dejar la raíz de la discordia muy bien sembrada. Así que veremos cuál es el resultado final de esta etapa tan compleja y esperamos suceda lo que anhelamos suceda.

 

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box