Estados Unidos está viviendo un drama complejo a raíz de la muerte de la Juez Ruth Bader Ginsburg, hasta hace unos días miembro de la Corte Suprema de Justicia. Se han reavivado todos los apetitos del poder político y económico, amenazando con quebrar de forma definitiva el delicado equilibrio existente en ese importante Poder, cuya repercusión es crucial.

Si también desea la versión escrita del Editorial, léalo en La Revista.