Editorial: La Revista tras cinco años difíciles pero productivos

La revista ha crecido en cantidad de lectores y escritores, pero igualmente lo ha hecho en calidad tal y como corresponde a un medio responsable.

0

La Revista cumple este mes su quinto aniversario…y al volver la vista atrás; emulando al poeta Machado,  han quedado en el sendero muchos sacrificios, así como grandes satisfacciones para quienes hemos sido cómplices de la iniciativa, la cual surgió en el entorno mediático, con la cautela y prudencia que conlleva todo proyecto nuevo.

Lo hicimos en un entorno agobiado por el desencanto y el desasosiego, como tantas otras cosas de la época, y sin embargo un grupo de politólogos liderados por nuestro tenaz compañero Eugenio Herrera Balharry, bajo la inspiración de nuestro querido profesor Rodrigo Madrigal Montealegre, dieron pie para este proyecto.

Con espíritu un tanto ácrata, se fue generando un proceso amplio, con cabida a la diversidad del pensamiento político y filosófico, pero también cultural, hasta llegar a consolidar una visión de caleidoscopio, igualmente comprometida con la realidad nacional. Estimamos al poco tiempo de haber emprendido la jornada, que el espacio debía ser totalmente abierto al crisol del pensamiento contemporáneo costarricense, por cuanto  la Costa Rica de hoy no puede depender de una o de un par de tendencias, ni tampoco ser encapsulada en la estrechez de algún pensamiento o tendencia ideológica. Son tiempos en que la tecnología ha hecho de la comunicación un elemento disruptivo con poco fundamento y bagaje teórico o intelectual, lo cual es una verdadera lástima.

La Costa Rica de hoy ha sufrido igualmente inmensas transformaciones en el breve lapso de un quinquenio, y de ello hemos sido indudablemente testigos. El país se encuentra postrado con muchos males que le afligen, sin que en el horizonte se distinga la forma de salir adelante. Es como haber ingresado a una especie de torbellino cuya centrífuga nos arrastra hacia una dirección absolutamente incierta. En ese contexto precisamente, nuestra responsabilidad es generar pensamiento, brindar espacios a la intelectualidad así como a todos los espíritus  inconformes y decididos a mantener activa la construcción de una sociedad que el país  merece por cuanto la intranquilidad y la disconformidad son fundamentales para, salir de este estado de vulnerabilidad  e indefensión en que se encuentra el país.

La Revista, ha crecido en cantidad de lectores y escritores, pero igualmente lo ha hecho dentro de la gran diversidad de opciones que ofrecen las redes sociales. Ha habido esmero en alcanzar la calidad tal y como corresponde a un medio responsable. Nuestro compromiso recién comienza a tomar forma, por cuanto los retos del presente y del porvenir son  sin duda alguna mayores. Mucha agua ha corrido bajo el puente y sin duda alguna hemos crecido, por cuanto formamos parte de un proyecto importante y necesario en materia de comunicación social.

El reto ahora, es mantenerse, seguir brindando aportes a la colectividad mejorando la calidad, tal y como se ha venido haciendo. Nuestro aporte a la sociedad democrática, no puede ser calculado ni mezquino.

Por eso, esperamos seguir trabajando diariamente con su apoyo. No debemos desistir para de este modo asegurarnos que la contribución de quienes utilicen el espacio de La Revista sea contundente en esa construcción.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box