Los limonenses fueron asaltados por una aparatosa visita presidencial, que algunas autoridades locales y la gente presente atendió en forma respetuosa y sobretodo con expectativa y esperanza. Se había anunciado con bombos y platillos; en días previos, de un plan impresionante que dotaría de miles de empleos a los habitantes de la provincia. También se dijo que ello dependía de luchar contra el principal obstáculo al proyecto que era la Contraloría General de la República. De hecho la mayoría fue movilizada en transporte gratuito (sin conocerse sí fue Zapote o las propias municipalidades quien lo hizo). Al final unas trescientas cincuenta personas o cuatrocientas para los más optimistas acudió a la ansiada cita.

El evento en realidad fue una arenga política calificada de incendiaria, al mejor estilo de una campaña político electoral, para despotricar contra la Contralora, la Contraloría, y contra dos diputados limonenses que no llegaron. Se trató además y a fin de cuentas. de una nueva “venta de espejitos”: conclusión a la que poco a poco una vez finalizado el espectáculo, los más pensantes y muchos de los presentes a “la conferencia”, fueron percatándose. Un análisis a fondo se hizo en el reconocido programa llamado “Comentarios al Día” de Radio Casino, un programa producido por el Máster Juan García Martínez quien con sus invitados, personas respetadas de la comunidad, se refirieron a esta visita presidencial.

De su análisis deriva varios aspectos interesantes, dado que al momento del programa ya la Contraloría había indicado que no conocía el proyecto al que se refería el mandatario, y dio cuenta de la denuncia presentada en torno a un reglamento que pretendía la violación de la Ley de JAPDEVA en materia de alianzas público privadas. La CGR hacía un recordatorio a las autoridades que observaran simplemente su cumplimiento sin referirse a ningún proyecto en específico. También se refirieron a la carta pública que difundió el Presidente del Congreso, Rodrigo Arias, en relación a los exabruptos del Presidente contra los diputados y la institucionalidad.

Entre los aspectos mencionados por los invitados a la emisora, se cuestionaba sí una marina era capaz de dotar alrededor de miles de empleos, cuando en países más desarrollados eso no era así, o si Limón contaba con cientos de trabajadores solo en materia de construcción, o qué tipo de operario realmente se necesitaba para saber si la provincia contaba con ello. Agregaban que tampoco se conocía en detalle aspectos relacionados con lo que hasta el momento era tan solo una aspiración, dada a conocer hacía tiempos por JAPDEVA. Se preguntaban porque tenía que salir la gente a las calles y trasladarse en buses para protestar en la Contraloría, si Limón tenía; sin menosprecio a tan importante proyecto, cualquier cantidad de recursos disponibles que podrían ser fácilmente manejados por el Poder Ejecutivo. Podía lograrlo con sólo hacer una gestión eficiente en la provincia para atender las necesidades de la gente. Ahí mismo se señalaron varias posibilidades muy concretas, que eran resorte exclusivo del Ejecutivo. No era acaso ésta, una forma de manipular a la gente de la provincia para trasladarse hasta San José, cuando el propósito del Gobierno era en realidad, tirarle la gente a la Contraloría para seguir presionando sobre el Proyecto de Ciudad Gobierno de Presidencia (igualmente cuestionado por el afán de brincarse aspectos técnicos y jurídicos de fondo en materia de contratación).

La notable ausencia de fuerzas vivas de la provincia tampoco pasó por desapercibido a los analistas. Una sensación del interés de manipular las genuinas necesidades de Limón y de aquello que a lo largo de los años han experimentado de políticos, nuevamente corrió por las mentes de los participantes en ese fascinante debate radial. Hicieron inclusive hincapié en el respeto que se debe a las autoridades y a los poderes, tal y como ellos lo hicieron con el Presidente, reprochando la forma en que el ocupante temporal de Zapote se refirió hacia la entidad fiscalizadora, a la Asamblea y a los legisladores ausentes.

La gran duda al final ahí planteada es: ¿Qué pretendió Zapote hacer con los limonenses?

 

 

Por Redacción

La sección de redacción de La Revista es el área encargada de producir y editar contenido escrito, como noticias, reportajes, editoriales y artículos, con el objetivo de informar, educar y entretener a los lectores, manteniendo altos estándares de calidad en la redacción, precisión, imparcialidad y coherencia.