Editorial: Ojo al Poder Judicial y a lo que está ocurriendo

El Poder Judicial es un  archipiélago,  en donde hay numerosos espacios en los cuales se debe  impartir justicia… y por tanto, sí hay un deterioro en la calidad de los actos a merced de un grupo dominante en contubernio con el poder político en la Asamblea Legislativa y fuera de ella, eso está mal.

0

Un interesante artículo este mes del Semanario Universidad, merece mucha atención por cuanto  enfatiza en la concentración de poder en un grupo que detiene o promueve nombramientos según afinidades ideológicas o lealtades políticas en el Poder Judicial. De acuerdo al análisis del Semanario, reforzado por la Presidencia de la Asociación Costarricense de la Judicatura (ACOJUD) este es un tema de elevada preocupación. Hay manejos –señalan ahí-que inciden no sólo en la calidad de las decisiones sino que procura un alineamiento de todas las manifestaciones más importantes del Poder Judicial y mediatizan las acciones de la Presidencia de la Corte y de otros magistrados.

La forma de proceder de esa cofradía, es la vulgar manipulación de nombramientos y procesos internos.  La ACOJUD hizo una formulación muy delicada al indicar que en el proceso de selección de candidatos y una candidata a suplentes en la Sala Constitucional “se excluyó de su nómina a postulantes recomendados por la propia sala, luego de que esta efectuó un proceso de escrutinio interno”. La publicación de Universidad, es rica en argumentaciones sobre el dominio y control del Poder Judicial, por parte de unos cuantos que tienen capacidad expansiva.

El Poder Judicial es un  archipiélago,  en donde hay numerosos espacios en los cuales se debe  impartir justicia… y por tanto, sí hay un deterioro en la calidad de los actos a merced de un grupo dominante en contubernio con el poder político en la Asamblea Legislativa y fuera de ella, eso está mal. Ello  hace que este no sea un tema menor a los intereses de la colectividad.  No es difícil deducir que una erosión en la calidad  de los nombramientos y por tanto de quienes deciden, nos pone en una situación de elevado riesgo. La opinión pública merece entonces, saber cuál es ese grupo dominante que  le practica ostracismo hasta el propio Presidente de la Corte  y que no es extraño, termine apoderándose de esta fundamental posición estratégica del sistema judicial.

Y es que debemos preguntarnos, cuál es el próximo  paso, en momentos que al parecer se dan síntomas de acecho del narcotráfico en las decisiones judiciales. Tal deducción no es especulativa, se fundamenta en lo dado a conocer en CR Hoy. Véase a fondo la noticia de las intervenciones del “Caso Azteca”, que incluye la cita de presuntos soborno a funcionarios judiciales. Es el caso del fulano Montaño Mosquera relacionada con un cargamento de 200 kilos de cocaína, y quien fuera absuelto por el Tribunal Penal de Alajuela. Aquí lo más curioso es que es un investigador del OIJ quien hace mención de este caso.  Qué pasaría entonces sí el día de mañana,  grupos que operan en absoluta opacidad y manejos indebidos, terminan decidiendo  nombramientos tan importantes como el del Director del OIJ o hasta el mismo Fiscal General. Esto no es una fábula, ni ninguna fantasía. Debemos retratarnos en el espejo de otras latitudes.

No menos lamentable es la forma laxa y poco transparente en que la Comisión de Nombramientos en la Asamblea Legislativa y que muchos diputados sólo se dediquen a criticar el Poder Judicial desde otras ópticas y dejen pasar por alto, con la rigurosidad que amerita, los nombramientos de los máximos operadores de justicia en el país. Algo realmente apesta en Dinamarca. La entrevista que se hizo al Magistrado Fernando Salazar y la complacencia ocurrida recientemente en esa Comisión con él, para promover su reelección, es algo que da pena. Coincidencia o complacencia? Quizás no sea tan fácil deducir la respuesta.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box