Editorial: ¿Por qué celebrar en este mes de la Patria?

Vamos a celebrar, pero a lo mejor debemos hacerlo, sólo si estamos dispuestos a devolverle algo a la patria, o al menos una pizca de todo lo que nos ha dado.

0

Quizás debamos hacerlo, porque seguimos siendo una sociedad que pese a sus problemas y retos, permite a muchas otras tejer sus propias esperanzas; sobretodo, aquellas que luchan por lo que para nosotros son conquistas gloriosas ya consolidadas. Porque mantenemos amor y especial cariño por  esta madre, que también lo fue de nuestros antepasados. Porque esta bandera blanco azul y rojo nos llena de orgullo, y hace que de cuando en cuando derramamos merecidas lágrimas por ella.

Vamos a celebrar, porque este suelo es el mismo que honraron nuestros héroes y mártires;  y porque los relatos de sus hazañas los llevamos en el alma desde güilas.  Tenemos entonces que erradicar cualquier tristeza para volver la vista hacia atrás e inspirarnos  en la obra de nuestros padres y abuelos, así como la de los maestros y queridas maestras, pero también de tantas gentes que participaron  en amasar esta fortuna llamada  Patria.

Y es que cuando los tiempos son difíciles, cuando tantas cuestas se presentan y las amenazas surgen en cualquier recodo del camino, es cuando debemos contemplar de pie el pendón tricolor, para  seguir hacia adelante; pensando siempre en los más jóvenes y en los que aún no han aparecido en las anchas avenidas del futuro.  Celebrar, es escuchar “Soy tico” y henchirse de orgullo; pensar en todos aquellos que están lejos, pero también en quienes amaron igualmente esta tierra inigualable,  y moran hoy en  descanso eterno.

Celebrar significa asimismo la solidaridad, la compasión, y el sacrificio que debemos ejercitar, evocando a quienes lo hicieron antes por nosotros. Es escuchar el canto de las ruedas de una perezosa carreta bordeando los guindos…disfrutar los parajes verdes y azulados de la montaña, al tiempo que se escuchan los melancólicos trinos de un  yigüirro o asalten las nostalgias vespertinas. Celebrar es llenarse los pulmones de aroma a café recién chorreado, mientras las memorias acuden al llamado desde ese lindo ayer.

La celebración de la independencia patria nos permite asumir que el trayecto continúa siendo largo y tortuoso, y eso aun así es maravilloso. Continuamos siendo una sociedad que aún tiene mucho que ofrecer, que puede practicarse su propio exorcismo; convencida de que sus virtudes son inmensas en comparación a sus defectos y desdichas.  Porque ahora es esta Patria las que  necesita y demanda nuestro valor y entereza; simplemente porque no podemos heredarle pedazos ni despojos a los que vienen. No fue eso lo que recibimos de nuestros amados; tampoco son tiempos para pusilánimes ni para desleales. Vamos a celebrar, pero a lo mejor debemos hacerlo, sólo si estamos dispuestos a devolverle algo a la patria, o al menos una pizca de todo lo que nos ha dado.

Artículos en conmemoración del Día de la Independencia.

 

Editoriales anteriores

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...