Editorial: Sobre la crisis del PLN y otros… (Podcast)

Lo importante ahora es discernir sobre la real amenaza que se cierne sobre la democracia y la institucionalidad y en donde aún el Partido Liberación Nacional; caso que decida reinventarse ante las condiciones de la coyuntura actual, para hacer nuevos e importantes aportes, al igual que otras fuerzas político partidistas activas en el país.

Las crisis decía un conocido político nacional, eran parecidas a las calenturas que experimentan los cuerpos; una lucha entre glóbulos rojos y blancos decía él, que era prueba ineludible de que en la temperatura, se encuentra esa condición del cuerpo que busca el equilibrio.

En este caso se podría hablar de una crisis generalizada de partidos políticos y en particular de los de oposición, que ya no están respondiendo a las demandas y a las necesidades concretas de la población. La crisis es entonces en estos tiempos algo mucho más estructural, sólo que es evidente que los partidos tradicionales y en este caso el PLN viene sufriendo una situación crónica que suena a una enfermedad un poco más grave. La forma en que sus dirigentes y los nuevos cuadros en particular asuman lo que ocurre tendrá una inevitable incidencia en el resultado final. Así por ejemplo se da el caso del Partido Acción Ciudadana, prácticamente desaparecido del escenario político nacional, algo que es en realidad difícil de explicar por la irrupción y las expectativas que generó con su creación.

Las manifestaciones de uno de los principales dirigentes del PLN en días recientes ha provocado una importante sacudida que sobre todas las cosas invita a la reflexión de la dirigencia de ese partido en todos sus cuerpos dirigentes, pero sin duda lo más interesante de conocer sería la reacción de sus más viejos partidarios en las diversas comunidades del país. Esta organización política, que ha jugado un papel indiscutible en la vida nacional, y que al igual que los social-cristianos y el partido comunista en el pasado, han dejado una huella indeleble en la historia nacional y por eso no es de celebrar que se encuentren en el deplorable estado en que parecen haber caído, sino que tienen la oportunidad extraordinaria de renovarse y seguir contribuyendo; como lo hicieran en el pasado, a fortalecer los cimientos de la institucionalidad en Costa Rica. Muchas otras organizaciones, quizás con un rol menor también han contribuido a fortalecer la democracia en Costa Rica.

El PLN tiene ahora la oportunidad de regenerarse, de reinventarse y en efecto en tratar de establecer una agenda de temas nacionales, que como lo sugiere su Ex-Presidente Don Francisco Antonio Pacheco, de coincidir con otras fuerzas políticas para atender los problemas más graves del país. Don Antonio habló de coalición y don Francisco Antonio habló de una especie de agenda de convergencia, que debe ser seriamente discutida en las fuerzas de oposición del país, para poder presentarse en las elecciones del 2026.

Lo importante ahora es discernir sobre la real amenaza que se cierne sobre la democracia y la institucionalidad y en donde aún el Partido Liberación Nacional; caso que decida reinventarse ante las condiciones de la coyuntura actual, para hacer nuevos e importantes aportes, al igual que otras fuerzas político partidistas activas en el país. Nadie debe celebrar el debilitamiento de los partidos políticos en una verdadera democracia sino exhortar a que desechen sus viejos trajes, esos que en el decir de Jorge Debravo se han adherido a su piel, para poder asomarse al futuro que el país demanda.

Satanizarlo todo es una nueva práctica, pero todo tiene posibilidades de renovación y también lo tienen los partidos políticos, siempre y cuando puedan revisarse con seriedad y responsabilidad ante la ciudadanía. De no hacerlo serán responsables entonces del futuro que les espera. La democracia necesita organizaciones políticas con ciudadanos conscientes y activos para asumir los desafíos del presente.

Ojalá que el PLN se auto-examine críticamente. La herencia institucional de este Partido es inmensa en la historia reciente de Costa Rica. Su dilema es sin duda alguna hoy en día, su sobrevivencia.

 

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...